Fobias

miércoles, 12 de agosto de 2009

Si uno rechaza a la mitad del género humano, no puede sentirse bien en este planeta. El sexismo, con sus fobias, es un callejón sin salida. Por ese callejón andan perdidos los misóginos, que odian a las mujeres, los ginófobos, que tienen temor a las mujeres, los misántropos, que odian a los hombres, y los andrófobos, que tienen temor a los hombres. Odiar o temer la feminidad o la masculinidad es somatizar una mala experiencia. Conviene relativizar. Como decía George Sand, “la mujer no existe; sólo hay mujeres cuyos tipos varían al infinito”. Claro que George Sand no es más que el seudónimo masculino de una aristocrática escritora francesa del siglo XIX, que se disfrazaba de hombre para acceder a lugares que le estaban vedados por baronesa y por mujer. Cotilleo de verano muchos veranos después: fue amante de Musset y de Chopin, entre otros.

19 comentarios:

Pirulo dijo...

Yo no es que le tenga fobia a los chinos pero no como en un restaurante chino aunque me inviten y no compro en un bazar chino aunque me digan que es más barato. No soy racista pero con los chinos no quiero saber nada, no me fío de tanta invasión amarilla.

Lucho dijo...

No hay que confundir la misoginia con el machismo. La misoginia no consiste en ser partidario del predominio del hombre sobre la mujer, sino en pensar que el hombre debe liberarse de la dependencia de la mujer. Soy profundamente misógino, aunque las adoro para lo del sexo.

Feminista dijo...

La misoginia es un atraso cultural arraigado al concepto de superioridad masculina, según el cual el papel de la mujer se reduce a dedicarse exclusivamente al hogar, a la familia y a la reproducción. Ha sido tan fuerte su expansión que resulta lógico que la misandria o misantropía se extienda cada vez más entre las mujeres. Prescindir de los machos es más sencillo de lo que piensan muchas mujeres atadas a estos inútiles.

Siro dijo...

Hay tantas misóginas como misóginos.

Akito dijo...

Sayonaravengokitofotomalditoschinosmevoy

Pili Mato dijo...

Están todos apiñados en un "pisito" de los que construyen los socialistas.

Gundín dijo...

¡CONTINÚA LA OFERTA DE ARMARIOS ROPEROS EN GUNDÍN MUEBLES!

¡PARA ENTRAR Y SALIR DEL ARMARIO SIN PROBLEMAS!

Maquis dijo...

Yo sufro claustrofobia, hace mucho tiempo que no piso el claustro de una iglesia, convento o monasterio.

Samaritano dijo...

El mensaje está claro: los chinos homosexuales son muchos y muy flexibles.

Galeno dijo...

Yo soy un médico todoterreno, pero las únicas especialidades que no me han llamado nunca la atención han sido la ginecología y la psiquiatría femenina. No obstante, advierto que así como la androfobia, el temor a los hombres, está considerada como un trastorno mental tratable, la misandria, el odio a los hombres, no tiene cura.

Esquizo Frénico dijo...

Sólo veo chinos
y chinos
y más chinos
y no me gustan
los chinos
metidos en armarios

Pi Jin dijo...

Además de españoles, en el mundo hay chinos. Con una población de más de 1.300 millones habitantes, China es el país más poblado de la Tierra y, por tanto, tal vez del Universo. La República Popular se considera a sí misma, ya que es muy considerada, una nación multiétnica, con 56 grupos reconocidos. El 91% son de etnia han. Sin embargo, en una gran parte del territorio, en particular en el oeste, predominan otras etnias. En un intento de limitar su población, ha adoptado una política que limita las familias urbanas a un sólo niño y las rurales a dos cuando el primero es niña, o sea, primogénita. Debido a que los niños son considerados económicamente más útiles en las áreas rurales, lo cual es obvio y pasa lo mismo en las ciudades, existe un alto índice de abortos femeninos en busca de asegurar que el segundo niño sea varón o, en su caso, hombre. Esto da como resultado una proporción entre sexos de 119 niños nacidos por 100 niñas. Esto ha llevado a las autoridades a enfatizar la importancia de la mujer, y ha llegado a prohibir la utilización de métodos médicos para predecir el sexo del feto y penar severamente el aborto selectivo de niñas. Además, el Estado ha emprendido recientemente reformas en su política de planificación familiar suavizando el control de la natalidad e incentivando económicamente a las familias que tengan dos niñas. La política de planificación familiar china ha recibido tanto críticas como bendiciones por parte de los organismos internacionales. La ONU estima en alrededor de 200 millones la desviación demográfica a la baja producida debido a esta política, lo que ha posibilitado el despegue económico del país. Con un incremento de unos 10 millones de habitantes anuales, se estima que en el 2043 tendrá unos 1.550 millones de pobladores, y que la población se estancará en torno a esta cifra. Está demostrado que esto puede ser así o no.

Lulú dijo...

Las mujeres cuya identidad sexual se ha forjado en la dirección de buscar como compañeras a otras mujeres, las lesbianas, podemos caer en la misandria como consecuencia del proceso de reafirmación dialéctica de nuestra identidad. Así como el varón heterosexual se ha definido en relación a su identidad sexual por oposición al homosexual (proceso que puede conllevar a caer en la homofobia u odio a los homosexuales), la mujer lesbiana, identificada con el padre y en rechazo de la madre que no es dominante, considerada como sumisa, obediente y dominada, tiende a fortalecer su identidad sexual en detrimento de la del varón y la mujer heterosexuales, ya que el proceso edípico está cruzado y es el sujeto dominante, madre o padre, que desempeña los roles tradicionalmente asumidos por el varón el que determina la orientación sexual. Dicha forja de identidad lesbiana a partir de la llegada del cristianismo fue vista como una anomalía o enfermedad, pero en la actualidad vuelve a ser admitida como un proceso de constitución y desarrollo de la personalidad y la identidad sexual. Recuérdese que en la Grecia clásica la homosexualidad, la bisexualidad y la heterosexualidad no entraban en conflicto y eran identidades socialmente respetadas, admitidas y bien extendidas.

Anónimo dijo...

Atención: dice una web que tener el culo gordo puede asociarse al padecimiento de la diabetes.

Cloe dijo...

Lulú, hace tiempo que te sigo en este blog y admiro tu constancia y tu valentía frente a los machistas más o menos declarados que te atacan. Yo soy lesbiana y feminista como tú, aunque menos atrevida y defensora de nuestra causa. Estoy por el feminismo de la emancipación, que tiende a la vindicación de la igualdad entre mujeres y hombres y tiende a pretender anular las diferencias de naturaleza entre los sexos, en contraposición al feminismo de la diferencia que prefieren otras mujeres. Creo que es el hombre el que ha mantenido a lo largo de toda la historia a las mujeres dominadas y sometidas, lo que se conoce como patriarcado o falocentrismo. Por eso muchas feministas sentimos misandria, odio al macho. Identificamos al varón como el sujeto del mal y la causa de los dolores y los sufrimientos de las mujeres de todos los tiempos. Prescindamos de estos opresores, construyamos nuestros universos exclusivamente femeninos. Tengo una duda en relación a rojillo, pues me despista, no sé si es feminista o no, aunque machista no parece.

Lulú dijo...

Cloe, menos rollo y dime cuando quedamos. Acabo de dejar a mi hembra-macho. Recogió todos sus falos de látex y se fue. Ahora estoy libre y tengo ganas de cama, mucha cama, pero que mucha mucha cama. Estoy ardiendoooooooo!

Alfred dijo...

Las mujeres pueden ser necesarias para los demás, pero no para mí.

Lulú dijo...

Cloe, no hagas caso a ese estúpido. Personajes como esa falsa Lulú, que es un ejemplo de individuo cuya vida gira alrededor de su falocentrismo, son los que hacen que las lesbianas exageremos nuestra misandria contra el macho heterosexual. Esto ya empezó a explicarlo a principios de los años veinte el fundador del psicoanálisis, Sigmund Freud, en su estudio "Sobre la psicogénesis de un caso de homosexualidad femenina". Esa falsa Lulú nunca lo entendería (tal vez entienda solamente el As o el Marca). Besos, querida Cloe.

Docente decente dijo...

Lulú, termina tu tesis guarrindonga y lárgate a la isla de Lesbos a lubricar cuanto quieras.