Castillos de arena

viernes, 28 de agosto de 2009

Verano, playa, castillos de arena. Castillos de arena como juego de niños o como arte de adultos. Los egipcios esculpían en arena las pirámides a escala. Los norteamericanos iniciaron la afición por los castillos artísticos a comienzos del siglo XX. Los australianos celebran el concurso más famoso en Sydney. Los europeos celebran concursos internacionales, como el de Blanquenberge en Bélgica. Los artistas hacen castillos de más de diez metros de altura, con estructuras complejas, mediante encofrados y cimbras, y compactan la arena con productos que alargan la vida de la obra, para permitir su exposición durante años. En las playas de los países tropicales los niños pobres no hacen castillos de arena, hacen esculturas humanas, y su obra, como su vida, es fugaz.

16 comentarios:

Gustavo dijo...

Aviso a todos los del blog: un amigo me ha dicho que ha visto e Rojillo en una playa cercana a Varadero (Cuba). Ahora se explican todos estos posts ambientados en playas, con mulatos, mulatas, negras, castillos de arena... Desconocemos si se ha entrevistado o no con el comandante Fidel, pero sabemos que vuelve morenito del sol caribeño.

Bar Ucho dijo...

Viendo esa foto seguro que les apetece probar las CROQUETAS DE BAR UCHO. Sólo hacen falta: las sobras que tengamos de carne del cocido del día anterior, de cerdo, de pollo o de lo que sea (sin que se enteren los clientes de que aquí aprovechamos todo), un huevo cocido y parte del otro, el jamón serrano sobrante de la merienda del chaval muy picadito, un hueso de jamón (preferentemente el fémur), leche entera la que pida, tres cucharadas de harina, una cebolla, una cucharada de mantequilla, dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, de colza sin refinar o del coche. Se pone a cocer la leche con el hueso de jamón y al tiempo en una sartén honda se sofríe la cebolla en la mantequilla y el aceite, cuando esté transparente se le añade la carne muy picadita y el jamón y se sigue cocinando unos minutos más, se añade la leche que tenemos cociendo con el jamón, y removemos con una cuchara de palo continuamente con movimientos circulares, circunflejos y concéntricos, partiendo de los bordes de la sartén, iremos añadiendo leche y cociendo la pasta hasta conseguir una pasta homogénea y consistente que estará lista cuando haya cocido alrededor de 15 minutos a un fuego suave y veamos que al separar la pasta se queda la sartén limpia, se enfría y se forman las croquetas con dos cucharas no muy grandes, que pasaremos por harina, huevo y pan rayado por ese orden, pues el orden de factores altera el producto, se fríen en abundante aceite de oliva, preferentemente de 0,4º entre las 21 y las 22 horas, y se sirven estando muy calientes, las croquetas.

Bertiño dijo...

Este verano me ha encantado la playa de Carnota. Se trata de un extenso arenal que se va de norte a sur como una ensenada entre las Puntas de Caldebarcos y Sarsas, al final de la Costa da Morte. El mayor problema que presenta esta playa es la dificultad de los accesos debido al entorno, formado por un terreno pantanoso y una laguna que forman junto con la playa un espacio natural protegido al que tan sólo se puede llegar a pie. Posee condiciones excepcionales para el surf o el windsurf debido a los frecuentes vientos. Tiene una arena blanca espectacular. La limpian a diario. Tiene vigilancia durante el verano y puesto de la Cruz Roja. Existe línea de autobús regular con parada en Carnota. Y sobre todo ¡SE PUEDE HACER NUDISMO! y el que quiera castillitos de arena.

Siro dijo...

Mejor de arena que de naipes.

Pirulo dijo...

Las nalgas rebozadas son uno de mis platos favoritos. Uiiiih, perdón, son las ancas.

Lulú dijo...

http://spankingpunishedgirls.smut.com/

Calatrava dijo...

Yo soy un aficionado a construir castillos en la arena, pero a construirlos bien, no haciendo las torres con un cubito y hala. Un castillo que se precie lleva su tiempo. Una vez buscada una playa solitaria (para que no te lo tiren) y con arena fácil de compactar, cuando ya tienes claro el diseño, debes ponerte manos a la obra con paciencia, pero no pueden faltar los principales elementos. Todo el recinto debe ir cercado de una alta y gruesa muralla con adarve, un camino que la recorre en su parte superior. De trecho en trecho se intercalan en la muralla cubos o torreones que permitían diversificar los ángulos de tiro y defender mejor las cortinas. Todos los lienzos suelen estar rematados por almenas para la protección de los defensores. También es habitual disponer de matacanes y garitas voladas para mejorar las condiciones de tiro sobre los asaltantes. Al pie de la muralla y rodeándola por el exterior se abre a veces un foso para impedir la aproximación del enemigo; se salva con puentes levadizos, que se pueden hacer con palos y maderas recogidos en la propia playa. Puede haber más de un anillo defensivo amurallado. La torre del homenaje es la torre principal, la que sirve de residencia del señor y cumple con las funciones más destacadas del castillo, albergando las estancias principales y, en ocasiones, los almacenes de víveres. Se encuentra en la posición más abrigada en relación con un posible ataque exterior, de forma que si sucumbiese el resto de las defensas, esta torre proporcionase un último refugio. Generalmente es más alta que el resto del conjunto. El patio de armas constituye un espacio central que en algunos casos recuerda los claustros de los monasterios. En torno al patio se distribuyen determinadas estancias, como la capilla, la sala de recepciones, las naves para acuartelamiento de la tropa, la armería, etc. La entrada al castillo se produce a través del patio de armas; desde él se accede al resto de las dependencias como pasillos de acceso a las mazmorras o incluso a pasadizos secretos de huida. Si eres perfeccionista, puedes levantar un revellín o una barbacana o fortificación de defensa adicional, en el lado más avanzado del foso. Protegía puertas, cabezas de puente o cualquier otro lugar que fuese punto débil. Se le llama también revellín. Puede llevar también la liza o espacio más o menos ancho que uno encuentra nada más atravesar el puente levadizo, a derecha e izquierda, entre la muralla que rodea el castillo y el edificio; está a ras del suelo, mientras que el adarve está en altura. Queda bonito un aljibe o pozo, como un depósito para almacenar el agua de lluvia. Terminada tu obra de arte, ni se te ocurra dejar que los niños llenen el castillo de soldaditos de Playmobil o similares.

Asun dijo...

Sr. Armas, nunca se ha visto que en la playa la gente en vez de castillos de arena haga figuras pornográficas, es que usted las busca.

Carlitos dijo...

Hasta que he visto esta foto pensaba que las mejores croquetas eran las de mi madre.

Riazor Blue dijo...

Rojillo, estaba eu concentrado na casa porque hoxe comenza a Liga e o noso Dépor vai dar a sorpresa no Bernabéu. Entro no teu blog e xa me desconcentréi, non fago máis que pensar en curvas, mulatas, pandeiros de campeonato, etc. A ver si escribes algo do Dépor, home, ¡FORZA DÉPOR!

Lilí dijo...

Yo quiero ver a Rojillo.com en la playa ligerito de ropa. Mmmmm, qué rico!

Akito dijo...

Sayonaravengokitofotoculoarenamevoy

Sigmund dijo...

Me gustaría cambiar mi moderno reloj digital por un viejo reloj de arena.

Sonia dijo...

Lilí, estoy harta de tanta competencia, pero tú no ves, alma cándida, que en las playas a las que va rojillo, si se tuvieran que quitar algo, sería la piel, que son nudistas, coño.

Rita dijo...

Esa es la típica chica que todos piensan que es un escultura de arena y que en realidad es una chica a la que sus amigos enterraron en la playa en plan de coña el día anterior, se olvidaron de ella en la playa y la marea la dejó en ese lamentable estado, vamos una broma de mal gusto.

Pili Mato dijo...

Con lo sucias que tiene las playas de La Coruña este alcalde inútil que tenemos, si te revuelves en la arena de Riazor o del Orzán, podrías acabar con una infección general en el Hospital Juan Canalejo.