Anarco

sábado, 22 de agosto de 2009

Hay mitos errados que perduran. Todavía hay quien echa mano de Proudhon como padre del anarquismo libertario. Proudhon, que era un reconocido, por el mismo, déspota, belicista, racista y misógino. Proudhon, que negaba el Estado, la soberanía popular, el sufragio universal, las constituciones, los derechos de los trabajadores. Proudhon, que justificaba la esclavitud de los negros, por ser una raza inferior. Proudhon, que recomendaba la expulsión de los judíos, o bien su exterminio. Proudhon, que negaba los derechos de la mujer, “que sólo encuentra su libertad y bienestar en el matrimonio, en la maternidad, en los deberes domésticos”. Proudhon, que demandaba una inquisición general. La confusión surge al hacer sinónimos anarquía y democracia. El anarquismo no desea la democracia, desea la destrucción de toda autoridad, excepto la del correspondiente líder anarquista.

9 comentarios:

Kista dijo...

Los socialistas estáis demasiado acostumbrados a vivir de Papá Estado. Si os lo cuestionan os quedáis descolocados. Los verdaderos rojillos somos los anarquistas.

Rita dijo...

No sé quién tendrá el complejo, la chica de la foto o el gilipollas que hizo la pintada.

Balzac dijo...

Apuesto mi clítoris a que ninguno del gobierno de ZP ha leído algo sobre Proudhon o Bakunin. Ellos están más en la línea de la izquierda del marido de la Preysler.

Bakunin dijo...

El anarquismo supone una sociedad libre, sin necesidad de gobierno, ni autoridad oficial, pero en la cual lo importante es la organización de la fuerza de trabajo, mediante la federación de productores y consumidores a nivel de base, que se coordinarían entre sí en confederaciones. A cada cual se le debería retribuir según el trabajo realizado, de forma que se impidiese el surgimiento de una clase parásita del trabajo de las asociaciones libres. No habría necesidad de sistemas legislativos ni poderes ejecutivos. Es lo más democrático que hay.

Siro Rosales dijo...

Vale, vale, el post tiene mensaje y la foto también, pero es verano, rojillo, o sea, playa, heladito, pulpo en las casas regionales del Cantón, habaneras, raphaeladas... es decir, una vida "anárquica", un escándalo.

Maquis dijo...

Me tenéis aburrido los anarquistas que no tenéis puta idea de Bakunin. A ver si os aclaráis con que el colectivismo bakuninista se defiende sosteniendo que cada cual debe recibir según su mérito y que el incentivo de prosperidad material es legítimo en una sociedad libre que no busca la igualdad económica sino la justicia económica, como bien sabe Asun.

Fito de Rivera dijo...

La foto de los complejos es bonita pero yo sigo fijándome en el culo de la mulata anterior, ¿tendrá imán? ¿tendrá bragas?

Siro dijo...

La anarquía de uno mismo es peligrosa.

Rebe dijo...

Yo reconozco que tengo complejo justo en el sitio donde los anarquistas le han pintado la A a esa chica azul. Estoy pensando en operármelas, darles volumen, enseñarlas, y acomplejar a todas mis amigas, sobre todo cuando sus novios y similares me las miren con lujuria y a ellas les crezcan cuernos virtuales.