Zeppelin

viernes, 3 de julio de 2009

Los mafiosos italianos conservan el savoir faire de los años veinte, para ellos dorados. Un caso, real y reciente, bien pudiera ser la base de un guión del cine de gánsters clásico. Giulio, narcotraficante italiano, de mediana edad, cautivo en la cárcel de El Salto del Negro, ubicada en la isla tropical de Gran Canaria, planea su fuga. En prisión preventiva por haber pilotado un hidroavión procedente de Mauritania con 200 kilos de cocaína, cuenta con la ayuda de tres miembros de su banda internacional, dos españoles y un uruguayo. Asentados desde hace meses en la colina próxima al penal, en una tienda de campaña equipada con sensores para detectar a curiosos, estudian las medidas de seguridad de la cárcel con prismáticos y teleobjetivos. Esperan un paquete de Bérgamo, con un zeppelin blanco que, desplegado e inflado, con sus cuatro metros de eslora, teledirigirán desde la colina hasta el techo de la prisión, para dejar caer a Giulio un equipo de escalada, pintura de camuflaje y un visor nocturno. El protagonista ha de descolgarse por el muro de la cárcel, en cuyo exterior le esperará un coche tipo Bonnie and Clyde, que le llevará a un aeropuerto para abandonar la isla. Ese es el plan de los malos, pero los buenos, los policías, que tienen en su poder cartas y planos delatores de las intenciones del narco, interceptan el paquete y detienen a los cómplices. Giulio se enfrenta ahora a una doble condena, por narcotráfico e intento de fuga. The End. Con los títulos de crédito, música de Led Zeppelin.

17 comentarios:

Maquis dijo...

Rojillo, no les des ideas para la fuga a los de la banda Gürtel. Me imagino un gran dirigible, con la publicidad: "Zeppelin Marianín", soltando cuerdas para fuga a Correa, Crespo, Bácenas, Fabra, Camps...

Juanito Valderrama dijo...

Rojillo, mola lo de Led Zeppelin, tío, al final de la peli. Led Zeppelin es un clásico, tío. Fue el mejor grupo de rock de los 70, cuando yo era un chorbito, tío. Lo fundó el mejor guitarrista del mundo, junto con Paco de Lucía, el Jimmy Page, que pertenecía a Los Yardbirds, metió al John Paul Jones como bajista y teclista y al vocalista Robert Plant y a John Bonham a la batería, unos monstruos, tío.

Led Zeppelin era rock a base de blues, soul, música celta, música india, música árabe, folk, country y reggae (Bob Marley forever, tío). Pero en el fondo Led Zeppelin era música clásica, tío. Yo toco en un grupo y sé que lo de adaptar el contrapunto es la ostia, tío, esto viene de la música barroca, tío. El que no sepa de que va esto, que escuche en vinilo Box Set, Led Zeppelin II, Led Zeppelin IV, Houses of the Holy y Physical Graffiti. Gracias por el homenaje, tío, que yo ya sé que los rojos estabais más con LLuis Llach, Raimon y Serrat, cuando nosotros ya nos metíamos ácido y flipábamos con los Zeppelin, tío.

Alfred dijo...

Yo de pequeño pensaba que los dirigibles eran grandes supositorios que iban por el aire y que cuando encontraban un culo enorme entraban con suavidad, solucionando todos los males y proporcionando un placer infinito. La aeronáutica y la homosexualidad llevan conmigo desde la infancia. Cada vez que me meten un dirigible grande me suben a la estratosfera.

Dalton dijo...

Para fugas las de los Hermanos Dalton: Joe, Jack, William y Averell, todos similares, con el mismo bigote y la misma nariz bulbosa, pero de diferente estatura, que resultaba inversamente proporcional a su edad, maldad e inteligencia. Joe, el mayor, del tamaño de un niño, odiaba fanáticamente a Lucky Luke y era el cerebro de la familia; Averell, el menor, el más alto, rivalizaba con Rantanplán en estupidez, y al igual que éste, vivía pendiente de la comida. Los hermanos se fugaban frecuentemente de la penitenciaría y Lucky Luke tenía que encargarse de capturarlos, pero la ineptitud de sus guardianes permitía que volviesen a fugarse una y otra vez. Los Dalton tenían más clase que los Gürtel.

Borja dijo...

¿Cómo se dice dirigible o digerible?

Boris dijo...

Ay, Alfred, Alfred, los pasivos tenéis una obsesión con el tamaño del "dirigible" que no es sana.

Samaritano dijo...

No es justo que encierren a Giulio por llevar encima 200 kilos de coca... para consumo propio.

Esquizo Frénico dijo...

El globo va a estallar.
El globo se va a caer.
Hay gente dentro.
El globo va a estallar.
El globo se va a caer.
Hay gente dentro.
El globo va a estallar.
El globo se va a caer.
Hay gente dentro.

Todos van a morir.

Demasiada gente, demasiada gente corriendo para nada.

Morris dijo...

Para fugas, la de Alcatraz, la que llevaron a cabo Frank Morris y los hermanos John y Clarence Anglin. Se decía que Alcatraz era una prisión a prueba de fugas, pues estos tres consiguieron en dos años construir una balsa con materiales de desecho, fabricar unos rudimentarios maniquíes y escapar de la cárcel a través de un pasadizo que habían hecho cavando por turnos durante días.

Consiguieron escapar en la balsa, pero días después ésta fue encontrada, así como objetos personales de los fugados.

Se les buscó por tierra, mar y aire, pero al final, al no encontrar el más mínimo rastro de ellos, se les acabó dando por muertos, ahogados mientras trataban de llegar al tierra firme.

Noica dijo...

Esquizo, me subiría en un globo contigo dejando que el viento nos lleve lejos, lejos de la gente.

Siro Rosales dijo...

Tengo un sueño recurrente: un zeppelin enorme sobrevuela mi ciudad, y de la larga escalerilla cuelgan el alcalde, los concejales y los de la oposición. El dirigible se va alejando, va ascendiendo y, cuando lo pierdo de vista, duermo feliz.

Pancho dijo...

Me estoy imaginando a Esquizo y a Noica metidos en la cajita de un globo aerostático en plan Willy Fog para recorrer el mundo en 80 días. En cuanto alcance altura la tira.

Fran Fernández dijo...

Siro, yo tengo un sueño similar pero inverso: un dirigible sobrevuela silenciosamente la ciudad, deja caer sobre ella un bulto, el bulto es Carlos Marcos, es una pesadilla.

Lulú dijo...

Es como un gran falo volador como el que usa mi hembra-macho, que también expulsa flatulencias inflamables.

Lulú dijo...

Falsa Lulú, tus comentarios en este blog pretenden provocarme, pero sólo me provocan asco. Es imposible estar de acuerdo contigo o discrepar, porque no aportas argumentos, sólo vomitas tonterías. Y si lo que buscas es además resultar graciosa/o con la repetición de lo de tu hembra-macho, resultas cargante. Cuídate, que nos es bueno vivir siempre entre tanta porquería.

Lulú dijo...

La verdadera Lulú soy yo a menos que muestres tu DNI o copia de algún registro. Y mi hembra-macho tiene más flatulencias que un globo aerostático.

Hembra-Macho de Lulú dijo...

Esa Lulú que se cree la verdadera es una guarrindonga obsesa. Todo su discurso es sexo, sexo y más sexo. Está para que la encierren. Yo, con mi Lulú, lo practico, pero también hacemos otras actividades y trabajamos en el mismo negocio.

Prrrrffff! joder, las flatulencias atacan de nuevo. Abrir las ventanas de este blog para que se ventile un poco.