Sharia

lunes, 13 de julio de 2009

Una docena de mujeres sudanesas han sido condenadas a penas de hasta cuarenta latigazos por llevar pantalones en la capital del país, es decir, por vestir de “modo indecente”, incumpliendo la sharia, aunque varias de ellas son cristianas animistas.

La sharia es un código de conducta que muchos musulmanes asumen personalmente y algunos estados islámicos aplican legalmente, como corpus del derecho.

Según la sharia, si una mujer con pantalones fuese violada, ella sería la culpable; si desobedeciese a su marido o si bebiese alcohol, la falta sería grave; si tuviese relaciones sexuales con un infiel o si fuese lesbiana, la falta sería gravísima.

No es cultura, sino incultura. Primero son los derechos humanos.

17 comentarios:

Asun dijo...

La diferencia entre el Corán y la Biblia está clara. La Biblia nos marca un camino de bondad y moralidad a hombres y mujeres, mientras que el Corán marca unas normas que perjudican a las mujeres.

Borja dijo...

A la mayoría de las tías que van con pantalones vaqueros ajustados, y les desbordan los michelines, no digo yo que hubiese que darles unos latigazos pero sí unas chaparretas.

Rahib dijo...

La mujer está más protegida en países árabes que en países cristianos. Pocos países árabes usan sharia como en Sudán. En países cristianos también cometen barbaridades con las mujeres.

Lulú dijo...

Pues no visitaré Sudán porque soy lesbiana, infiel, llevo pantalones, bebo alcohol, odio a los maridos y soy muy indecente.

Bar Marcón dijo...

¡OÍDO COCINA, UN PLATO MORO!
¡UNA DE CUSCÚS CON CORDERO!

Ingredientes: 300 gramos de cuscús; 600 gramos de carne de cordero troceada; 250 gramos de zanahorias; 250 gramos de nabos; 200 gramos de garbanzos remojados; 4 tomates; 1 cebolla; 4 pimientos verdes; 1 calabacín; 4 puerros; sal; pimienta; pimentón; comino; canela.

Preparación: rehogar en el aceite, en una olla a presión grande, la carne y la cebolla troceada. Cuando la cebolla esté estofada, no dorada, añadir agua hirviendo hasta la mitad de la olla. Echar todas las verduras, una punta de canela, comino, sal y pimienta. Tapar y cocer suavemente 1 hora. Preparar el cuscús, según las indicaciones del envase. Servir con el preparado de carne como acompañamiento.

Siro dijo...

Ojos verdes pero no de verde esperanza.

Cuca Fandiño dijo...

El inconsciente de Zapatero es el que propone eso de la Alianza de Civilizaciones, entre una civilización civilizada como la cristiana y una sin civilizar como la musulmana, cuando debería ocuparse de conservar los valores cristianos de la sociedad española, que para eso es presidente de España.

Judas Tadeo dijo...

Asun, a ver si te enteras... de algo: el cristianismo y el islamismo son más parecidos de lo que crees. De hecho los musulmanes consideran a Mahoma y a Jesús como profetas de Dios. La tradición enseña que a Mahoma se le apareció el arcángel Gabriel, quien le ordenó predicar la religión de Alá, su Dios, el Dios es el mismo. De cualquier modo, mi intento es inútil, lo tuyo no tiene arreglo ni por intercesión de la Virgen de Lourdes.

Esquizo Frénico dijo...

Los latigazos duelen a los débiles pero a veces son necesarios
y acaban produciendo placer.
La violencia es mala
pero el dolor no.
La mujer mira mal.

Fito de Rivera dijo...

Seguro que el otro ojo no lo enseña porque lo tiene morado del ostión que le dio el de turno.

Felipe dijo...

Mi jefe, que se cree un jeque, viste pantalones con raya diplomática occidental y durante el Ramadán come cerdo.

¿Qué hacemos, le damos 40 latigazos o lo lapidamos?

Funcio dijo...

Un compañero de Oza dos Ríos se ha declarado musulmán y todos los días a las 12 en punto tiene permiso para ir a rezar a La Meca.

* La Meca es un bar que hay al lado del edificio donde prestamos nuestro insustituible servicio público.

Nario dijo...

Funcio, tampoco es para delatar al moro, porque en todos los bares de alrededor hay una cantidad de cristianos rezando de 11 a 12.30 que demuestra que la nuestra es una Administración con tanta fe, esperanza y caridad, como afición a las cañas, vinos y tapas.

Laboral dijo...

Queridos Funcio y Nario, en mi sección hay una que sigue saliendo por "hora de lactancia" y el lactante acaba de hacer la primera comunión.

Belén dijo...

Felipe, no seas bruto, que pareces del desierto, vete envenenándolo poco a poco con el café, luego, si quieres, ya lo disecarás. Besitos de tus fans.

Lewinski dijo...

Funcionarios, ¡qué bien vivís! En la empresa privada en la hora de lactancia lo que hacemos muchas es mamársela al jefe.

Anónimo dijo...

Rahib, no queremos que nos protejáis. Queremos que nos dejéis en paz. Iros a la m.