Séptimo

sábado, 11 de julio de 2009

El cardenal Rouco, experto en casi todo, que para algo le sopla el Espíritu Santo, opina que la crisis “no es tanto un problema de sistemas o estructuras económicas, sino una cuestión de conciencia”. También. El cardenal precisa algo más, cuando afirma que “la crisis tiene que ver con problemas de conciencia, fondo y moralidad”. También. El cardenal echa mano de Moisés, cuando afirma que “hay que tener en cuenta el séptimo mandamiento, no robarás”. También. Siendo así, ¿por qué la jerarquía eclesiástica apoya siempre a tipos como Madoff? El que apoya al ladrón se llama cómplice.

7 comentarios:

Sito dijo...

¿Qué cura dijo aquello de "quien roba a un ladrón 100 años de perdón"?

Adam Smith dijo...

El único estado del mundo que no está sufriendo la crisis financiera es el Estado del Vaticano. Ello se debe a que los cardenales son unos magníficos gestores y no despilfarran como el Zapatero ese. Además cuentan con la ayuda de Dios, que creó el mundo y lo tiene en sus manos, como se ve en la foto. El Vaticano es un paraíso, un paraíso fiscal. La paz esté con vosotros. Podéis ir en paz.

Mateo dijo...

Es cuestión de conciencia, Rouco, de la mala conciencia que debe tener tu iglesia. Ruíz Mateos va a misa diariamente y lo del séptimo no se lo debéis aclarar muy bien.

Pedro Jose dijo...

Lo que pasa D.Pedro, es que apoya al ladrón tiene 100 años de perdón.de ahi tambien lo de Camps, y el PP etc etc.Saludos

Rou Covarela dijo...

¡ROBAD PERO DONAD, HERMANOS EN LA FE!

Maquis dijo...

Los cardenales primero son rojos pero luego se ponen morados. Hay que tener mucho cuidado con ellos.

Anónimo dijo...

Me gustaria tanto que en este blog divertido e inteligente hubiera un poquito de respeto hacia los que creemos en Dios y practicamos como católicos... Nunca me metería con vuestras convicciones, tolero vuestra actitud no creyente ante la vida, no os metais co la mía.
Gracias Rojillo por darnos una rato de alegría cada día.