Progre

lunes, 27 de julio de 2009

Hoy es más fácil ser progre que socialista. El socialismo moderno no exige la estatificación de la sociedad, pero sí el fortalecimiento del Estado. El refuerzo del Estado no ha de hacerse necesariamente en detrimento del mercado. No se trata de que los patronos y trabajadores opositen y se conviertan masivamente en funcionarios. El socialismo actual ha de moverse en un equilibrio entre función pública, trabajo asalariado, trabajo autónomo y voluntariado. Ahora bien, nadie se cree que el libre mercado, el interés de la banca o el altruismo de los empresarios privados bastan para regular la gestión sostenible de los recursos y la distribución equitativa de los beneficios. Algunos lo pregonan, pero no se lo creen. Cuando el argumento me llega de uno de derechas, admito su coherencia. Cuando el argumento me llega de un progre de izquierdas, me entran ganas de decirle aquello de Óscar Wilde: “discúlpeme, no le había reconocido; es que he cambiado mucho”.

20 comentarios:

Malpicán dijo...

Rojillo, teño que confesarlle que non entendo un carallo destas cousas que decides os de esquerdas, pois os que somos de dereitas temos todo moito máis clariño. Pero de calquera xeito a rapaza hippy da foto é das que me fan lembrar os anos sesenta cando as que tiñan ese tipo eran ou francesas ou de Francia, porque por Malpica, e Bergantiños en xeral, as mozas andaban aínda con moño, saia polas canelas e de luto por un tío terceiro que morrera había dez anos. Eu non comprendín nunca aquelo de loitar contra o sistema capitalista pero sempre me interesou moito o do amor libre, sobre todo se era con raparigas así de fermosas e anxelicais. Claro que naquela época esa fantasía sexual tiven que resolvela mental e manualmente.

Silvio dijo...

En EEUU a los progresistas se les llama liberales. En Europa a los liberales se les llama conservadores ¿Cómo les llamarán en una isla en medio del Atlántico, por ejemplo en Las Azores? ¿Tal vez progrerales?

Feli Pegonza dijo...

Yo soy un progre tipo. Defiendo las libertades individuales, el diálogo, el feminismo, el matrimonio homosexual, el aborto, las energías renovables, los derechos de los animales, la lucha contra el cambio climático, el protocolo de Kyoto, la diversidad religiosa y el multiculturalismo. No me interesa mucho la política.

Chavela dijo...

Rojillo, esa chamaca tiene un aire conmigo, aunque es algo más joven. Espero que lo compruebe pronto personalmente. Besos desde el D.F.

Fromage dijo...

El liberalismo social es más avanzado que el falso progresismo de izquierdas. Defiende la no intromisión del Estado en la vida privada de los ciudadanos y en sus relaciones sociales. Propone la plena libertad de expresión y religiosa, así como los diferentes tipos de relaciones sociales consentidas, morales, etc. Esta no intromisión podría permitir por ejemplo la legalización de las drogas, la libertad de paso, la no regulación del matrimonio por parte del Estado (es decir, éste se reduciría a un contrato privado como otro cualquiera, pudiendo ser, por tanto, contratado por cualquier tipo de pareja), la liberalización de la enseñanza, etc. Dígame si no es esta ideología más avanzada que la de los socialdemócratas de salón.

Cuca Fandiño dijo...

Lo más progresista actualmente en Galicia es apoyar al gobierno valiente y sólido de Alberto Núñez Feijoo, con el cual nos sentimos identificados la inmensa mayoría de los gallegos, como ha demostrado una encuesta seria publicada este fin de semana en La Voz de Galicia. Lo reaccionario es seguir siendo socialistas como en el siglo XIX. Los carcas son ustedes. Suerte en la larga travesía del desierto.

Noica dijo...

Esquizo, antes de escribir algo triste piensa que hay personas como yo que te comprendemos y te queremos. No me desprecies, ni muestres indiferencia, que me duele porque solamente deseo ayudarte en tu sufrimiento.

Bar Marcón dijo...

¡OÍDO COCINA!

¡UNA DE PATÉ VEGETARIANO!

Hoy os veo muy progres y hippies, qué mejor que un paté vegetariano, para cuatro, sean dos parejas de dos una pareja de cuatro, del mismo o de distinto sexo o condición socio-económica. Los patés vegetarianos son una manera fácil de preparar unas tapas, y especialmente indicados para hacer más sabrosos tus bocadillos de tofu y verduras. En media horita lo tendréis listo, por lo que la cocina os robará poco tiempo de vuestro vagancia habitual.

Los ingredientes podéis cultivarlos en vuestro huerto comunal o bien comprarlos en un Opencor:

100 gramos semillas de girasol
H2O tibia para remojar las semillas
1/2 taza con hojas de cilantro
1/2 taza con zanahoria
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharadita de jugo de limón
Sal y pimienta al gusto
Ciboulette y semillas de girasol tostadas para decorar
Galletas saladas para acompañar
Dos canutos bien cargados

La preparación es sencilla: liar los porros; en un bowl colocar las semillas de girasol, cubrir con agua tibia y dejar reposar 15 minutos: fumar y luego escurrir; en la procesadora colocar las semillas de girasol escurridas, agregar el cilantro, zanahoria, aceite y jugo de limón; fumar y luego procesar hasta obtener una pasta lisa y homogénea; fumar y luego sazonar con sal y pimienta; forrar un bowl pequeño con papel plástico, verter la mezcla anterior y refrigerar 1 hora; fumar durante esa hora; en una fuente de servir desmoldar el paté, decorar con ciboulette y semillas de girasol tostadas; terminar los porretes, aspirando a conciencia y luego servir acompañado de galletas saladas; liar otros canutos y mantener una tertulia sobre las comunas de los sesenta antes de comer.

Siro dijo...

Pobre del progre pobre.

Maquis dijo...

Rojillo, al principio era al revés, el comunismo buscaba terminar con el Estado burgués. Sus principales objetivos eran el establecimiento de una sociedad sin clases sociales, basada en la propiedad social de los medios de producción y la abolición de la propiedad privada de los mismos. Buscaba llevar a la clase trabajadora al poder, logrando así la abolición del Estado, al asumir la clase trabajadora todas sus funciones. A esta sociedad sin clases se llegaría a partir de un proceso denominado socialismo. Eran otros tiempos. En la actualidad si no luchamos por mantener fuerte el Estado, los piratas financieros se lo comen todo.

Esquizo Frénico dijo...

La política es muy complicada.
La filosofía es muy aburrida.
El pensamiento es muy complicado.
Los cambios son mentiras.
La noche es muy aburrida.
La vida es mentira.

Kista dijo...

Rojillo, fue precisamente la idolatría por el Estado centralista la que llevó al comunismo al fracaso. Si en vez de las tesis de Stalin hubiesen prevalecido las de la revolución permanente y global de Trotski, otro gallo cantaría.

Coira dijo...

La línea roja entre progresismo y cursilería es muy delgada. Muchos dirigentes y dirigentas de izquierdas, sobre todo socialistas, la traspasan con frecuencia. Resultan tan cursis como pedantes y pedantas.

Anarco dijo...

No sé por qué estoy leyendo estas cosas a estas horas, cuando vuelvo muy perjudicado tras una noche donde lo más suave fueron las copas. Buenas noches o buenos días a todos los que llevamos haciendo estas locuras desde los setenta y las seguiremos haciendo mientras el cuerpo aguante, con Estado o sin Estado.

Felipe dijo...

Si una de las encargadas pelotilleras le preguntase a mi jefe: "jefe, usted aparte de un empresario modelo, ¿de qué partido es?". Mi jefe diría que él es burgués porque le encantan las hamburguesas, y porque le encantan los chistes fáciles para caerle simpático a estas estúpidas. Pero no va descaminado, ya que el cerebro no le da para más a este rumiante, pero el estómago sí. Podría vaciar un Burger King para matar el gusanillo, zampándose hamburguesas dobles y triples, con mucho ketchup, mostaza y ketchup, porque eso sí mi jefe es burgués pero muy español.

Funcio dijo...

Progresista é o que busca o progreso, como o noso Presidente Feijoo. El non é conservador como din as malas linguas da oposición en declive, el é reformista. Como reformista que é, vaino reformar todo, pero, aínda que pareza un paradoxo, nas obras non haberá reformados do 20%, pois a reforma debe ser sempre austera. Nas reformas dos hospitais, por exemplo, os ascensores quedan descartados, xa que é bó que os pacientes e as visitas baixen e suban polas escaleiras, como recomenda a OMS. Nas reformas dos colexios non haberá calefacción, pois o Presidente Feijoo xa sabe que, co cambio climático, as temperaturas van subir, e abonda con que os rapaces quenten correndo polo patio, aínda que protesten os da CIG. Os galegos e as galegas saben que para o país o reformismo é mellor que o progresismo, ademáis de compativel con galeguismo cordial.

Nario dijo...

Funcio, aunque parece que estuvieron por aquí hace un siglo, pero dime tú, que tienes buena memoria, ¿quién era más progre Suárez Canal o Méndez Romeu?

Bea dijo...

Felipe, queremos que sepas que nosotras no somos liberales en lo que respecta a la ideología, pero somos muy liberales en lo que se refiere a nuestra conducta, es decir, no tendríamos inconveniente en organizar una fiestecita que terminase en cama redonda, o cuadrada, con un 3+1, que, aunque pareces de letras, suponemos que sabes en qué consiste. Nuestro compromiso: te haremos olvidar a tu jefe y vas a flipar como si estuvieses tomando ácido y maría en una comuna hippie. Felipe, haz el amor (non nosotras) y no la guerra (con tu jefe). Besitos excitados de tus tres fans BBB.

Nacho Radas dijo...

Felipe, tu jefe será un macho español repugnante, pero tú pareces un maricón francés, tío, ¡ataca de una puta vez a las Tres BBB! Se te ponen en bandeja, son del sector servicios, están salidas, seguro que están buenísimas, ¿qué más quieres?

Niko dijo...

Uy, perdón, ¿qué hago en este blog? Soy progre, estilo Mecano.