Presurosas

martes, 21 de julio de 2009

La fe impulsa, pero a veces propulsa a velocidad excesiva. La hermana Tavoletta, al volante de un Ford Fiesta, a sus 56 años, y dos monjitas más, a sus 65 y 78 años, fueron paradas por la policía de tráfico, cuando circulaban a 193 kilómetros por hora, en dirección a la residencia estival de Benedicto XVI en Les Combes, donde el Papa se halla convaleciente de una operación para reparar la muñeca que se fracturó al caerse en uno de los baños de dicha residencia. La conductora se ha justificado diciendo que “hemos escuchado que el Papa se ha caído y hemos decidido ir a verle para asegurarnos de que está bien”. Las monjitas acompañantes han asumido la conveniencia de que “la hermana Tavoletta se confiese por su mala conducción”. Si la hermana Tavoletta se arrepiente, acepta que los últimos serán los primeros y reconoce que la paciencia es una de las virtudes cristianas, ¿intercederá el Santo Padre para que le rebajen a la monja veloz la sanción de 375 euros y un mes de retirada del carné de conducir? Por si acaso, la hermana Tavoletta se ha buscado la mejor abogada para estos asuntos mundanos, Anna Orecchioni, y ya ha dicho que piensa recurrir la multa.

12 comentarios:

Bene Dicto dijo...

Rojillo, necesito más información:

1. ¿Las hicieron soplar por el alcoholímetro?
2. ¿Llevaban el cinturón puesto? El de seguridad, no el de castidad.
3. ¿Iban marcha a esa velocidad?
4. ¿Tenían puesta música de Bustamante cuando las pararon?
5. ¿El agente se dirigió a ellas en su lengua vernácula?

Si tres de estas cuestiones obtienen una respuesta negativa, es recurrible, con la ayuda de Dios.

Asun dijo...

No entiendo por qué hay que reírse de las desgracias ajenas de personas tan buenas como el Papa o esas monjitas que con todo su buena voluntad acudían a visitarlo.

Cándido dijo...

Cómo me gustan los nombres italianos: Tavoletta, Tavoletta, Tavoletta, Tavoletta... es bonito tanto para una monja desquiciada como para una de las putas de Berlusconi. Está rezando Sor Tavoletta en el claustro, suena bien. Esta follando la velina Tavoletta con Il Cavalieri, suena bien. Tavoletta ma non tropo, no sé que significa, pero suena bien.

Siro dijo...

Las novicias van más despacio.

Esquizo Frénico dijo...

Las monjas no corren
en coche.
Las monjas están
en el convento.
Las monjas rezan
sólo rezan.
Las carmelitas descalzas
no tienen zapatos.
En los conventos no hay
mucha gente.
En los conventos no hay
gente gritando.
Las carmelitas descalzas
no tienen zapatos.

Felipe dijo...

Un día a media mañana, mi jefe lleva reunido en su despacho con unos clientes más de una hora, me asomo disimuladamente a la ventana, veo la operación completa: un policía local pone la multa al Mercedes de mi jefe, aparcado en la parada del bus (lo deja a menudo, ¡qué para eso es el jefe!), la grúa se lo lleva, mi jefe sale del despacho, baja con los clientes a tomar un café, vuelve gritando: ¡me cago en su puta madre, estos sociatas del Ayuntamiento sólo nos joden la vida, me han llevado el Mercedes!, todos asentimos, la encargada más pelota dice: ¡no hay derecho, con lo cuidadoso que es usted con el coche!, mi jefe se va en taxi a buscar su coche en el depósito, la última llamada desde mi teléfono había sido al 092...

Funcio dijo...

Antes, durante a etapa do despilfarro, no parque móvil desta Administración só había Audís blindados e outros coches de alta gama, que levaban aos xefes pola autopista como raios, a 200 por hora, consumindo toneladas de combustible pagado por todos os galegos e todas as galegas. Agora, durante a etapa da austeridade, os nosos xefes, xa non van pola autopista, senón por estradas secundarias, atallos e corredoiras, en carros do país. Deste xeito, ademáis de aforrar os cartiños de contribuíntes e contribuíntas, contaminan menos o noso medio ambiente, recuperan o noso patrimonio histórico-antropolóxico, o carro tradicional, e recuperan a vaca autótona, a rubia galega, a que mellor tira das xugadas. Van devagariño, porque pensan botar 20 anos no poder, e así o sentidiño prevalece sobre a velocidade. Grazas en nome de todos e todas, todas e todos.

Nario dijo...

Funcio, pues a algún jefe que vive a más de 100 kms. del despacho y al que van a buscar y llevar a casa todos los días en coche oficial, si tienen que traerlo en "carro oficial", ahorrar no te digo que no ahorre, pero currar...

Pancho dijo...

Esquizo, deberías pasar una temporadita larga en un convento de carmelitas descalzas que te zurren en el culo con las alpargatas.

Paco Tilla dijo...

Desde adolescentes todos le hemos dado a la muñeca en el baño, pero el Papa a su edad debiera tener más cuidado.

Mateo dijo...

Las versiones del Vaticano siempre son complicadas. Yo, atando cabos, creo que ocurrió lo siguiente: las tres monjas acudían a la residencia de Benedicto a "atenderle", se retrasaron porque el Ford Fiesta de la congregación no daba para más, el Papa no aguantaba, se fue al baño a darle a la muñeca, se pasó, la rompió (la muñeca) y las monjas tuvieron que montarse luego todo el numerito con los de tráfico para disimular.

Berta dijo...

Felipe, dime la matrícula del Mercedes de tu jefe y se lo rayo con un cincel. Besos.