Platón rojo

jueves, 30 de julio de 2009

Todavía hay quien considera a Platón un precursor del socialismo y del republicanismo. Sin embargo, la República de Platón era un estado ideal en el que la democracia quedaba supeditada a la aristocracia. Los líderes eran filósofos o viceversa. Sólo ellos, la “razón del alma”, tenían la inteligencia para tomar las decisiones políticas. Los guardianes, el “espíritu del alma”, se ocupaban de la defensa y la burocracia. Los artesanos y labriegos, el “apetito del alma”, trabajaban. El sistema productivo no estaba colectivizado, sino que se apoyaba en la propiedad privada; lo único socializado era el consumo comunal de la reducida elite de guardianes. Conclusión: Platón no era rojo, aunque podríamos coincidir en aquello de que en el gobierno debiera primar la razón sobre la retórica.

23 comentarios:

Susana Bermúdez dijo...

La verdad es que Zapatero, Moratinos, Blanco, Salgado, Espinosa, Chacón, etc. de aristócratas tienen más bien poco.

Cuca Fandiño dijo...

Recuerdo de cuando estudiaba Filosofía que Platón es un seudónimo que significa "el que tiene la espalda ancha", o sea, Losada.

Bar Marcón dijo...

¡OÍDO COCINA!
¡UN PLATÓN: COCIDO DE GARBANZOS CON BOTILLO DEL BIERZO!
Para este plato suave y filosófico de verano hacen falta los siguientes ingredientes: 200 gramos o 2.500 unidades de garbanzos, 1 hueso del lacón izquierdo de un cerdo ibérico cualquiera, 400 gramos de carne de cocido de Lalín, 1 repollo pequeño de huerto ecológico, 1 botillo del Bierzo leonés de 1 kilo y medio, 300 gramos o 6 unidades de patatas de Bergantiños, 3 chorizos frescos (no valen los del caso Gürtel que salen rancios), 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra de primera prensión de Úbeda, 2 dientes de ajo de Albacete, 1 cucharadita de pimentón de Madrid capital, sal, 1 botella de vino de Cacabelos.

La elaboración la podría hacer hasta un ministro: envolvemos el botillo en papel de aluminio con un lazo rosa y lo cocemos en una olla con agua durante 1 hora y 30 minutos; mientras, nos tomamos media botella de Cacabelos y luego leemos el capítulo II de La República de Platón; en otra cazuela ponemos los garbanzos, que habremos dejado en agua templada desde la noche anterior o desde la semana pasada si son muy duros; los cocemos con el hueso de lacón y la carne de cocido durante dos horas, añadiéndoles un poco de sal; mientras, nos tomamos la otra media botella de Cacabelos sin respirar y luego leemos el capítulo III de La República de Platón; cocemos el repollo en una cazuela con agua hirviendo y una pizca o puñado de sal durante 30- 45 minutos, dependiendo de la dureza de la verdura y de la vida en general; en otra cazuela cocemos durante 30 minutos las patatas y los chorizos; una vez que tengamos cocinados todos los ingredientes, preparamos un refrito sofriendo en el aceite de oliva los dos dientes de ajo fileteados con el pimentón y lo vertemos encima del repollo, las patatas y los garbanzos; se sirve todo junto pero no mezclado. Advertencia: es un plato que, a la par que incita al debate filosófico, provoca flatulencias y eructos de difícil control.

Siro Rosales dijo...

Rojillo, que es verano, ¿por qué en vez de hablar de Platón no hablas de Raphael y las Fiestas de María Pita?

Pito Grillo dijo...

Lo mejor de La República de Platón es la Alegoría de la caverna. Se trata de una explicación metafórica de la situación en que se encuentra el ser humano respecto del conocimiento. En ella Platón explica su teoría de cómo con cuatro tipos de conocimiento podemos captar la existencia de los dos mundos: el mundo sensible, conocido a través de los sentidos, y el mundo inteligible, sólo alcanzable mediante el uso exclusivo de la razón. En este blog Platón no habría encontrado ninguno de esos dos mundos.

Tancredo dijo...

Digamos que Newton tiene frente a sí lo que parece ser una manzana y emite la proposición “frente a mí hay una manzana”. Newton cree en lo que dice, y su creencia está justificada por su percepción. Luego, para que Newton sepa que frente a él hay una manzana, sólo falta que de hecho haya una manzana frente a él, es decir, que la proposición sea verdadera. Pero resulta que la manzana que Newton percibe no es una manzana real, está hecha de cera. En consecuencia, según la definición clásica, Newton no posee conocimiento. Ahora bien, imaginemos también que dentro de la manzana de cera hay una manzana real, más pequeña. En este caso, frente a Newton sí hay una manzana, y por lo tanto Newton cumple con las tres condiciones de la definición clásica: Newton cree que frente a él hay una manzana, Newton está justificado en su creencia, y su creencia es verdadera. Pese a ello, es muy difícil admitir que Newton sabe lo que hay frente a él. Nos parece más bien que simplemente tuvo suerte. Todo esto no viene al caso, pero demuestra lo que sé de Filosofía.

Siro dijo...

Tienes el gobierno que te mereces.

Luis de Carnota dijo...

As cousas non cambiaron tanto dende a época de Platón. Seguen traballando os mesmos e gobernando os mesmos filósofos. Algo sí variou: a burocracia medrou moitísimo. E din os filósofos que este o mellor sistema, o que non din e ¿para que? e ¿para quen?

Günter dijo...

Voy a intentar explicarlo para que lo comprenda Asun. Se ha interpretado tradicionalmente el platonismo como una forma de dualismo metafísico, a veces denominado realismo exagerado. La metafísica de Platón divide al mundo en dos: el mundo inteligible, el mundo del auténtico ser, y el mundo que vemos a nuestro alrededor de forma perceptiva, el mundo de la mera apariencia (el Asun y sus amigas). El mundo perceptible consiste en una copia de las formas inteligibles o ideas. Estas formas no cambian y sólo son comprensibles a través del intelecto o entendimiento, es decir, la capacidad de pensar las cosas abstrayéndolas de como las percibimos por los sentidos. Por tanto, Asún, Platón no es un plato grande de Sargadelos.

Chavela dijo...

Por ahorita no tengo concretadas las datas de mi viaje a La Coruña. Espero que pronto podamos filosofar personalmente. Besos cariñosos desde D.F.

Felipe dijo...

Debería decir que mi jefe es perfecto, porque hoy por la tarde comienzo mis vacaciones, pero me lo impide mi filosofía. Resulta difícil contar a los demás cómo es intelectualmente este borrego, si no se le conoce un poco. Tal vez con unas comparaciones la cosa quede más referenciada. Pozí y El Cuñao duplican el coeficiente intelectual de mi jefe. Cañita Brava y Cristiano Ronaldo lo triplican. Bisbal y Rosa lo cuadriplican. Einstein y Platón se hallan a años luz. Siento una gran pena al tener que alejarme un mes de este pozo de sabiduría, aunque más que pozo es una fosa séptica.

Belén dijo...

Felipe, comprendemos tu timidez -incluso nos pone- y tu afán por hacer tu vida sin contar con nosotras por el momento -incluso nos reta-. Sea como fuere, este verano las tres vamos a llevar una vida loca pero sana, con bailongos, cenitas, natación, paseos, procesiones y verbenas populares -incluso sexo pero pensando sólo en ti-. El objetivo es cargar las pilas y volver bronceaditas -incluso los pechos-, para resultarte irresistibles. Buen agosto, en septiembre vamos a por ti, príncipe. Besitos BBB.

Nacho Radas dijo...

Chicas BBB, por como os expresáis, deduzco que vais a pasar agosto en Sanxenxo, Portonovo o Baiona. Si me decís dónde, me acerco los fines de semana y prometo haceros olvidar a Felipe. Repito contacto: nachoradas@yahoo.es.

Funcio dijo...

Esta Administración está, dende hai 100 días, tan ben engrasada que poderá prescindir de min durante o mes de agosto. Eu estaréi na praia, non sei se lendo o Marca ou unha novela de Manolo Rivas, mais de seguro que non estarei lendo nin a Platón, nin o DOG, nin La Voz de Galicia y de Feijoo. Durante 30 días este servidor público hase de transformar nun consumidor privado e anónimo de tumbona, polvo á feira, mexilóns e navallas. Por aquello da austeridade non temos na oficina fío musical, nembargantes, xa hai varios compañeiros asubiando A Rianxeira: "ondiñas veñen, ondiñas veñen, ondiñas veñen e van…". Deica a volta, hasta pronto ciudadanos y ciudadanas, see you in september.

Nario dijo...

Funcio, yo no tengo vacaciones en agosto, pero, tú que acumulas trienios, aconséjame sobre una de escaqueo. ¿Crees que, si me largo, alguien me echará de menos, ahora que el jefe de servicio es nuevo?

Enjoy, compañero, de tu bien ganado descanso, pero antes de irte, no te olvides de borrar todas tus entradas a este blog, que podrían ser tus últimas vacaciones pagadas.

Berta dijo...

Nachete, sólo has acertado con Bea, que efectivamente se va a las Rías Bajas (y también va a hacer top less cuando no la vean). Belén se va a Benidorm y yo estaré practicando windsurfing en el Atlántico Norte, entre Islandia y Terranova. Si estás tan necesitado de un ligue de verano, búscame.

Liberada dijo...

Suerte que tenéis, en mi empresa no sale ni Dios de vacaciones en agosto, que si nos vamos, cuando volvamos puede estar la empresa ya deslocalizada en Marruecos. Pasadlo bien y acordaros de los curritos quemados sin sol.

Sigmund dijo...

No sé cómo podéis comenzar el día sin saber que los objetos que son perceptibles por los sentidos tienen una forma en que el alma conoce estos objetos. De las imágenes o sombras que se desprenden de los objetos físicos se puede obtener un conocimiento casi nulo, por tanto, el ser humano imagina qué pueden ser estas sombras. Los objetos físicos son generados por los llamados seres inteligibles inferiores y superiores a la vez, que con otros elementos, por ejemplo la luz, generan las sombras. A estos corresponde la operación de la creencia porque, al estar en constante cambio por estar sujetos al tiempo y al espacio, nunca "SON". ¿Está claro? Son cositas de Platón que necesitáis saber para salir a la calle.

Sinda dijo...

Rojillo, aunque parte de este club de comentaristas fabulosos se vayan de vacaciones, usted haga el favor de seguir escribiendo, porque si me falta este blog a diario me suicido. Entrar en este blog es en cierto modo una forma de suicidio cotidiano, una forma honorable de escapar de algunas situaciones humillantes, sin escapatoria y dolorosas en extremo, o simplemente una forma de escapar de la rutina y la monotonía.

Bar Tolo dijo...

En el Bar Marcón se están volviendo muy sofisticados, ven al Bar Tolo, comida casera, y comprueba nuestros tradicionales HUEVOS AL PLATÓN. Los ingredientes pueden adquirirse, o alquilarse, en cualquier mercado municipal: 1 plato grande o platón; 6 huevos de pavo real hembra o pava; 1 dedal, de acero inoxidable, de aceite de oliva de aceituna Picual o Arbequina; 1 cebolla grande de las que hacen llorar más que la muerte de Michael Jackson; 3 dientes de ajo arriero o ajo derse; 1 berenjena grande cual miembro de actor porno; 6 tomates grandes (dos maduros, dos verdes, dos mitad y mitad, por joder); 1 cucharada de concentrado de tomate, que debe echarse estando muy concentrado; 1 dedal, diferente al del aceite, de vino blanco con bouquet afrutado; 1 cucharada de cebollino, con perdón. La preparación de los huevos al Platón hay que afrontarla con un par de huevos: poner a calentar el aceite de oliva en una cazuela de barro de Buño; cuando adquiera temperatura, rehogar la cebolla picada fina y los dientes de ajo machacados con saña; agregar la berenjena troceada en dados pequeños con furia, sin quitarle la piel y sin quitarse la piel; saltearla y saltarla durante 5 minutos, sin caerse; escaldar los tomates y refrescarlos bajo el grifo, derrochando agua a pesar de lo del cambio climático; hacerles una incisión en la piel antes para pelarlos mejor, cosa que saben hasta en el Bar Marcón; pelar los tomates, despepitarse de risa, despepitarlos, desparasitarlos y cortarlos en trozos pequeños o minúsculos, que son aún más pequeños; agregarlos, prestando mucha atención y concentración, a la cazuela junto con el concentrado de tomate y el dedal de vino blanco; beberse el resto de la botella de vino blanco con la disculpa de que es afrutado; remover con suavidad pero con energía para que todo se mezcle bien; continuar la cocción durante 10 minutos más aproximadamente (si no tienes reloj, compra uno en los chinos); reflexionar sobre qué pensaría Platón de sus huevos; sólo entonces, formar 6 huecos en las verduras con una cuchara, para poner los huevos; cascar los huevos, no los tuyos, sobre los huecos abiertos e introducir al horno precalentado a 200º Centígrados o Fahrenheit y encendido en la parte inferior únicamente, que viene siendo la de abajo; dejar que cueza durante 10 minutos o hasta que la clara esté cuajada y tu cara desencajada; retirar del horno y espolvorear con el cebollino picado o con tu cebollino empinado. Servir inmediatamente, o un mes después, en la misma cazuela. Que aproveche. Competencia, aviso: ¡no tenéis nada que hacer frente a la tradición y la fuerza de Bar Tolo!

Rosita dijo...

Lo realmente in son las hamburguesas y no las comidas sofisticadas del Bar Marcón o las caseras del Bar Tolo. No penséis que hablo de fast food o comida basura y barata. Burger King ha elaborado una hamburguesa para gourmets exigentes. Se trata de una hamburguesa de edición limitada, que sólo se puede degustar por ahora en Londres y que cuesta 120 euros. Es una hamburguesa selecta, que lleva una mezcla de ternera Wagyu a la parrilla, trufas blancas, cebolla champán cristal, jamón pata negra regado con vinagre balsámico de Módena, mayonesa de vino blanco y chalota, sal de roca rosa del Himalaya y pan espolvoreado con azafrán iraní. Hay que convencer al jefe de Felipe que vaya a probarla.

Pancho dijo...

Este blog a veces da miedo y a veces da hambre.

Nacho Radas dijo...

Mira, Bertita, ¿vosotras hacéis top less de las dos tetas o sólo de una? Tápatelas cuando hagas windsurf a toda vela por Terranova, bonita.