Misoginia

domingo, 5 de julio de 2009

Hay feministas que acusan a Woody Allen de misógino. Allen, que se preguntaba: “¿existe el Infierno?, ¿existe Dios?, ¿resucitaremos después de la muerte? Ah, no olvidemos lo más importante: ¿habrá mujeres allí?”, adora a las mujeres, desde el punto opuesto al machismo. Su cine es esencialmente femenino. Basta recordar títulos como “Annie Hall”, “Interiors”, “Manhattan”, “Another Woman”, “Hannah and her sisters”, “Alice”, “Melinda and Melinda”, “Match Point”, “Vicky Cristina Barcelona”… Basta recordar musas como Diane Keaton, Geraldine Page, Mia Farrow, Scarlett Johansson, Naomi Watts, Penélope Cruz… Mientras otros directores muestran la sensualidad o la belleza de la mujer, como objeto sexual, Woody Allen profundiza en los sentimientos y relaciones, como “objeto social”, de una clase de mujeres, pues se centra particularmente en las emociones y frustraciones de las mujeres burguesas intelectuales.

26 comentarios:

Lulú dijo...

Rojillo, tú sabes que Woody Allen era un poco misógino. No obstante, era genial. Recuerdo una frase de Manhattan en la que ese jodido judío neoyorquino decía "Me divorcié de mi mujer porque me dejó por otra mujer", que es lo que tendrían que hacer todas las mujeres. El lesbianismo las llevaría a la liberación.

Feminista dijo...

Woody Allen no aborda en sus películas las frustraciones de las mujeres, traslada a las mujeres sus propias frustraciones y complejos (feo, judío, bajito, con problemas psiquiátricos, etc.).

A mí me aburre mucho, es muy reiterativo en sus obsesiones. Ha evolucionado poco desde Annie Hall.

Suso Simancas dijo...

Yo soy un fan de Woody desde los años setenta. Woody Allen es un continuador de Groucho Marx y a veces su humor inteligente y absurdo no es comprendido, sobre todo si se trata de mentes tan cortas como las de la mayoría de las feministas.

¿No será que las feministas no tienen sentido del humor?.

Suso de Atocha Alta dijo...

Woody Allen se mete en el coco de las mujeres de clase media y media-alta de Nueva York. Conoce bien a las neoyorquinas finas del centro de la city.

Sin embargo en las últimas pelis ya buscó otras mujeres y escenarios, como en "Vicky, Cristina, Barcelona", que creo que se hizo con pasta del ayuntamiento de Barcelona y de la Generalitat.

A lo mejor si Carlos Negreira le pide pasta a Feijoo, Woody Allen se anima a hacer "Asun, Susana, La Coruña".

Si no fuese comercial, siempre podría vendérsela a la National Geographic.

Esquizo Frénico dijo...

Me gustan las películas pero no me gusta ir al cine.
Me gusta la oscuridad del cine pero no me gusta la gente.
Vi alguna película de Woody Allen pero no me hace reír.
Me gustan sus diálogos pero no me gusta ni él ni las actrices.
Me gustan más los thrillers de acción, suspense y miedo pero los tengo que ver solo en mi habitación a oscuras.
No me gustan las comedias porque la vida no es una comedia.

Alfred dijo...

Entre las películas mejores de Woody Allen para mí está una que no cita rojillo, que es La última noche de Boris Grouchenko. En ella se dicen cosas tan divertidas como que "todos los hombres son mortales, Sócrates era mortal, por lo tanto todos los hombres son Sócrates, lo que significa que todos los hombres son homosexuales". ¡Me encanta y ojalá fuera cierto!

Canuto dijo...

Ya sé que iban a protestar todas las feministas y feminoides de este blog, además de la mojigata de Asún, pero yo en vez de esa foto tan romántica preferiría un desnudo de la Scarlett Johansson.

Siro dijo...

El cine es ficción. En la realidad los tipos bajitos, flacuchos, gafotas, ingeniosos e intelectuales no se comen un rosco.

Felipe dijo...

Adivina adivinanza:

- W. es feo, J. es horrible.
- W. tiene miopía, J. tiene estravismo.
- W. es bajito, J. es mediano.
- W. es flaco, J. es oblongo.
- W. es neoyorquino, J. es coruñés de toda la vida.
- W. es judío, J. es avaro.
- W. es intelectual, J. es inculto.
- W. tiene gracia, J. es un desgraciado.

* Solución:

W. es Woody Allen, J. es mi jefe.

Sandro dijo...

Yo soy misófilo, voy todos los días a misa. Amén.

Bea dijo...

¡FELIPE, RESISTE!

¡LAS MUJERES DESPRECIAMOS A TU JEFE!

¡LAS MUJERES TE APOYAMOS!

¡MÉTELE UN VIRUS EN EL DISCO DURO A ESE CAPULLO!

Pitufo Gruñón dijo...

Soy bajito, misógino y azul.

¿QUÉ PASA?

Funcio dijo...

Si solamente tengo misoginia en la oficina, pero fuera me encantan las mujeres, ¿puedo pedir una baja por enfermedad laboral?

Nario dijo...

Yo lo que tengo es homofobia, es decir, odio a los hombres que van con mujeres que están muy buenas.

Belén dijo...

Felipe, te mandamos un besito de ánimo para empezar el día.

Aguanta, contente, muérdete los labios, tranquilízate y...

¡NO TE OLVIDES DE ECHARLE EL VENENO EN EL CAFÉ A TU JEFE!

Moncho de Moeche dijo...

¿Como non vou ser misóxino se a miña sogra vive con nós?

Adonis dijo...

Soy alto, sin gafas, torso de gimnasio, bien dotado, simpático, con don de gentes y el último libro que leí fue un libro de texto hace años. Adoro a las mujeres... que pagan bien.

Sigmund dijo...

Hay muchos errores sobre la misoginia. La misoginia es la aversión u odio a las mujeres. Consiste en despreciar a la mujer como género y con ello todo lo considerado como femenino. A menudo, y se comprueba en los comentarios a este post, se confunde la misoginia con una forma extrema de sexismo o machismo. Pero la misoginia no consiste en ser partidario del predominio del hombre sobre la mujer, sino en pensar que el hombre debe liberarse de cualquier tipo de dependencia del género femenino. La mujer, y como consecuencia la concepción y la familia, son consideradas como innecesarias y hasta aberrantes. Además, aunque parezca una paradoja, esta aversión no es exclusiva de los hombres, ya que muchas mujeres también han sido y son misóginas.

Jesusito dijo...

Cada vez es más difícil saber qué es uno, si hetero, homo, miso... Voy a hacerme ovolactovegetarianoheteromisógino, por las mañanas, y pollofrutohomotrans, por las tardes.

Rebe dijo...

Salgo un momento a cambiarme las bragas. No es que sea meófila, es que me meo con este blog.

Manquiña dijo...

Esquizo, tienes que ver Zelig, la mejor de Woody Allen. Te vendrá bien para lo tuyo. Fíjate en el momento en que dice "trabajo de psiquiatra y actualmente estoy tratando a dos parejas de hermanos siameses que sufren de doble personalidad; me pagan ocho personas".

Wooody dijo...

Los espectadores, que son seres inteligentes, saben que mis películas no son misóginas. Qué culpa tengo yo de que dejen entrar también en los cines a espectadoras.

Toñito dijo...

Yo ya no estoy en edad para callarme lo que pienso. Tengo 80 años y llevo 80 años odiando a las mujeres, soy misogenario.

Fito de Rivera dijo...

Los grandes genios son hombres y son misóginos, como Francisco de Quevedo, Camilo José Cela, Paco Umbral o yo mismo.

Malpicán dijo...

Eu nunca tiven problemas coas mulleres de clase media-alta, de Nova Yorke e intelectuais. Se falaramos das mulleres de clase baixa-baixa, de Malpica e analfabetas, outro galo cantaría. Eso sí sempre as tratéi con cariño, respeto e sen que se enterara a miña Santa.

Tomás de Iriarte dijo...

Fito, te olvidas del rey de la misoginia literaria: Oscar Wilde. Una de sus verdades como puños: "Bigamia es tener una mujer de sobra. Monogamia es lo mismo".