Caña

sábado, 4 de julio de 2009

“¡Dales caña, Alfonso!”, es un grito habitual de los asistentes a los mítines y conferencias de Alfonso Guerra. Guerra, ácido a la vez que seductor, suele acceder a la petición. En su última comparecencia pública, en Salamanca, dejó perlas como: “el problema de Luis Bárcenas, tesorero del PP, huele muy mal”, “el PP ha optado por enrocarse en el caso Gürtel, sin dar explicaciones”, “si Rajoy hubiera optado por mover alguna pieza, se podría haber caído entero el puzzle” o “Rajoy no es un líder dentro de su grupo”. Sus observaciones irritan a los populares recalcitrantes, quienes, acto seguido, le recuerdan el caso de su hermano. Pero, ¿por qué tiene credibilidad Alfonso Guerra? Precisamente porque su hermano Juan fue juzgado numerosas veces y declarado inocente otras tantas. Fue falsamente acusado de los delitos de cohecho, tráfico de influencias, prevaricación, malversación de fondos y usurpación de funciones, como demostraron las sentencias de 18 procesos judiciales. Sin embargo, a Alfonso Guerra le bastaron esas acusaciones falsas sobre su hermano para dimitir de la vicepresidencia del Gobierno. Alfonso tiene ganada la credibilidad para dar caña. “¡Dales caña, Alfonso!”, ya sabes que mienten con los mismos labios con que rezan.

8 comentarios:

Pedro Jose dijo...

Ahora, que pasa las peperas se esconden y no salen a la palestra insultando como siempre.!!se os ve el plumero!!

Esquizo Frénico dijo...

Odio la cerveza pero tengo ganas de una por culpa de esa foto. Hoy no bebo leche, me bebo una cerveza fría con las pastillas.

Lulú dijo...

A mí la cerveza también me produce flatulencias horrorosas.

Hembra-Macho de Lulú dijo...

A mí me encanta la cerveza, aunque vaya a coger el camión depués. No creo que detecten el poco alcohol de una caña o una lata.

El caso de Lulú es distinto porque la podían acusar de "tráfico de flatulencias".

Pablo Franco dijo...

recuerdo en ese panfleto que algunos llaman periódico y que dirije pedro ojete ramirez, su titular el día de la dimisión de Alfonso Guerra fue: "dimite el hermano de Juan Guerra".
Un nuevo ejercicio de abyección por parte de esa derecha cavernaria y ultramontana que nos ha tocado vivir desde hace tantos años....

Cuca Fandiño dijo...

Vaya hombre! Ahora va a ser que el impresentable de Alfonso Guerra es el ejemplo para los rojos de este país.

Pedro Jose dijo...

Ya me estrañaba que no saliera la susodicha,los tuyos si que son impresentables,pero los sabeis tapar bien,pero caeran con toda la artilleria,en Valencia, Madrid, etc.Y eso si que es cierto, y no mentiras como acostumbrais a decir de los socialistas.Caeran, los PEPEROS tiempo al tiempo.Saludos

xan de couzadoiro dijo...

dales caña alfonso