Vegetariana

jueves, 18 de junio de 2009


De la revolución cubana a la revolución vegetariana. Los tiempos están cambiando. En 1953 el Che lideró la revolución cubana. En 1967 la CIA lideró su asesinato. El Che perduró en el imaginario colectivo, sobre todo gracias al retrato de Alberto Korda, un icono. En 2009 una nieta del Che, de 24 años, será el icono de una campaña para promocionar la dieta vegetariana de la organización Personas por la Ética en el Trato a los Animales. Antes fueron imagen de esta organización Paul McCartney, Charlize Theron o Pamela Anderson. En la carnívora Argentina, con la boina de su abuelo, con el torso desnudo tapado sólo por un arnés con zanahorias a modo de balas, la chica se confiesa rebelde y revolucionaria. Para unos, iconografía; para otros, publicidad.

18 comentarios:

Camagüey dijo...

Esta chica es una descendiente el Che, pero sus ascendientes ya eran de clase alta, aunque el niño les salió rebelde, como suele suceder. Ernesto Che Guevara fue el mayor de los cinco hijos de Ernesto Guevara Lynch y de Celia de la Serna. Ambos pertenecían a familias de la clase alta y de la aristocracia argentinas.Un tatarabuelo paterno, Patricio Julián Lynch y Roo, fue incluso considerado el hombre más rico de América del Sur. Algunas biografías del Che atribuyen a su madre ser descendiente de José de la Serna e Hinojosa, último virrey español de Lima, pero se sabe que éste murió sin descendientes. Celia de la Serna descendía del también español Juan Manuel de la Serna y de la Quintana, de origen cántabro, quien se trasladó al Virreinato del Río de la Plata a finales del siglo XVIII, radicándose en la ciudad de Montevideo, donde se casó con la americana Paula Catalina Rafaela Loaces y Arandía. Celia de la Serna pertenecía pues a una tradicional familia aristocrática de grandes estancieros bonaerenses. Su padre se suicidó cuando tenía dos años y su madre murió cuando tenía quince. Quedó entonces al cuidado de su hermana Carmen y una tía. Perteneció a una generación de mujeres argentinas de clase alta progresistas que promovieron el feminismo, la libertad sexual y la autonomía de las mujeres, cuya más fiel representante fue Victoria Ocampo. Los padres de Ernesto se casaron cuando Celia se encontraba embarazada de tres meses. El hecho resultaba condenable para la moral de aquellos años, pero también indica una actitud poco conservadora por parte de sus padres y sobre todo por parte de su madre, a pesar de que pocos años antes había estado a punto de convertirse en monja. En 1948 se separaron, aunque siguieron viviendo bajo el mismo techo otra conducta inusual en la clase alta argentina, que conllevaba cierto ostracismo. El Che siempre a contracorriente.

Tania dijo...

La mayoría de los vegetarianos sin más son unos snobs y unos blanditos. Yo soy crudívora, solamente consumo alimentos crudos, o ligeramente tibios, que no han sido calentados por encima de 46,7º, nunca cocidos. Los alimentos cocinados pierdan las enzimas y parte de los nutrientes. Admito que quizás el cuerpo asimila mejor ciertos alimentos si éstos se encuentran ligeramente tibios y más blandos. Por eso algunos de mi grupo los toman tibios, pero yo soy estricta, y simplemente activo las enzimas de los alimentos mojándolos en agua antes de consumirlos. Me va muy bien así y es una postura de vida sana no de vida revolucionaria.

Rosita dijo...

Tania, no te columpies, yo soy más estricta que tú. Soy frutarista o frugivista, pues prescindo incluso de consumir leguminosas y verduras. Consumo muchos frutos secos, unos 300-500 gramos cada día, y por lo menos un kilo de fruta fresca. Es más, sólo consumo fruta caída de los árboles, nunca arrancada. De los salvajes que comen carne, mejor ni hablar.

xan de couzadoiro dijo...

cuba vencera.

salud y republica

Ernesto Heminguai dijo...

Yo soy castrista convencido pero también reconozco que en Cuba somos casi octovegetarianos porque no tenemos ni pesos ni dólares para comprar carne. Comemos arroz, frijoles, plátano frito y huevos un día y al siguiente plátano frito, huevos, frijoles y arroz. La culpa no la tiene la Revolución, sino el bloqueo yankee.

Moncho de Moeche dijo...

¿Cómo se chama ós que levamos unha dieta baseada nos callos e no cocido?

Non hai que esquencer que eses pratos levan sobre todo garabanzos leguminosos e berza ou repolo respectivamente. Igual somos porcovexetarianos.

Bar Marcón dijo...

Recomendamos hoy a los vegetarianos coruñeses un plato muy moderno, vistoso y ecológico: Venado y Jabalí al romero.

Antes de explicar la receta, expongo cómo realizamos la preparación de la carne de caza antes de cualquier guiso, sólo en el caso de animales adultos, pues damos mayor jugosidad a la carne. Por otra parte, podemos sustituir el tipo de carne por una mezcla de dados de ternera, buey y cerdo.

Ingredientes para Marinada de caza:
1l de vino tinto; 4dl de Vinagre de vino; 1,5 dl de aceite; 1 zanahoria; 1 puerro; 2 charlotas; 1 Cebolla; 6-10 gramos de Pimienta; 2-3 clavos; 1 diente Ajo; 1 ramita romero; 1 hoja laurel; 1 ramita perejil;1 ramita de apio.

En un recipiente hondo, de cristal preferentemente, se vierten las verduras troceadas junto al ajo machacado y a las especies.Se cubren las verduras con el vino, el vinagre y el aceite. Se incorpora la carne de caza (sin nervios a ser posible) y se deja reposar 2 días en la parte menos fría de la nevera con film transparente.

Ingredientes del Venado y Jabalí al Romero. (Aprox. 4 personas):
400 gr. de Solomillo de Ciervo (puede ser otra parte tierna); 400 gr. de Solomillo de Jabalí (puede ser otra parte tierna);1 Salchicha del país; 50 gr. de Tocino ibérico; 50 gr. de panceta; 2 cebollas; harina; 1 litro de caldo de carne; 1-2 vasos de vino marinada o Vino blanco seco; 6 tomates maduros rallados o concentrado de tomate; 1/2 taza de aceite; 2 ramitas de romero; 2 cucharas soperas de mantequilla; pimienta y sal.

Cortamos en dados el tocino y el bacon, la salchicha en trocitos y pelamos las cebollas. Cortamos los trozos de carne marinados en dados, y los enharinamos. Posteriormente, en una cazuela grande con aceite, los añadimos y los doramos a fuego vivo, por todas partes. Introducimos en la cazuela y rehogamos el tocino, la panceta y la cebolla a fuego suave, sin dejar de mover todo.
Incorporamos el vino y dejamos cocer unos minutos. Luego, agregamos el caldo caliente y las ramitas de romero. Después de comprobar la sal y la pimienta (a gusto del cocinero), tapamos la cazuela y dejamos cocer, aproximadamente, unas 2 horas(o hasta que la carne esté tierna).
Aparte, en una sartén, unos 20 minutos antes de las 2 horas de cocción, introducimos los seis tomates maduros rallados después de derretir la mantequilla. Introducimos 2 cucharadas de harina, sin dejar de remover (no puede haber grumos), junto al tomate, tostándola unos instantes. Vertemos la mezcla en la cazuela. Añadimos los trocitos de salchicha y continuamos la cocción durante 10 minutos. Servir humeante, a los vegetarianos les encantará.

Lulú dijo...

Mi hembra-macho y yo un día de estos vamos a iniciar una revolución contra el poder de los cerdos varones.

Mmmmm, a esa chica guerrera de la foto nos la cepillábamos mi hembra-macho y yo.

Einstein dijo...

Ser vegetariano es algo contra natura. Está demostrado científicamente que el hombre es una especie omnívora, bípeda y bisexual.

Esquizo Frénico dijo...

Palo, zanahoria.
Palo, zanahoria.
Palo, zanahoria.
Palo, zanahoria.
Palo, zanahoria.
Palo, zanahoria.
Palo, zanahoria.
Palo, zanahoria.

No me gustan estos experimentos.

Selia Cruz dijo...

Soy cubana, emigrante, anticastrista y como a menudo en McDonald´s, ¿creen los comunistas que merezco vivir?

Darío Cienfuegos dijo...

Selia, si comes mucho en McDonalds tú te estás matando poco a poco tu solita, mi amor.

Felipe dijo...

Mi jefe come mucho cerdo, es decir, practica el canibalismo.

Paíño de Zas dijo...

A verdura nin de guarnición, que quita as gañas do viño.

Boston Pérez dijo...

Como neoconservador que soy, estoy pro cubanos de Miami, pro CIA y pro Guántanamo, pero no me importaría invitar a la nieta del Che a lechuga y echarle luego un polvo antiglobalización.

Tadeo dijo...

Los cristianos deberíamos ser todos vegetarianos, porque Dios dejó dicho en el libro del Génesis, refiriéndose a nuestros padres, Adán y Eva: "Yo les doy de la tierra todas las plantas que producen semilla y todos los árboles que dan fruto con semilla; todo esto les servirá de alimento". Los rojos ateos podéis comer carne.

xan de couzadoiro dijo...

felipe, tu jefe es un capullo.

salud y republica

Obelix dijo...

Obelix, gigoló, 1.90 m., 125 kgs., alimentación básica: jabalí, especialidad: sexo tántrico con vegetarianas delgaduchas.