Replegados

lunes, 22 de junio de 2009

La crisis ha cambiado valores y actitudes. Un estudio, encargado por el Gobierno francés al Instituto TNS Sofres, constata una mayor segmentación social en cinco grupos: valerosos, replegados, reformadores, siniestrados y reconstructores. La novedad sociológica es la alta proporción de replegados. Uno de cada cuatro franceses sufre ansiedad por la crisis y tiene una visión pesimista del futuro. La sorpresa sociológica es la alta proporción de ejecutivos y jóvenes entre los replegados, que otrora eran preferentemente obreros y viejos. Se trata de cuadros medios de las empresas, que han visto truncadas sus carreras profesionales, y universitarios, que no ven cumplidas sus expectativas laborales. Un experto, Dominique Reynié, advierte sobre estos nuevos replegados: "es la primera generación que vive personalmente el hundimiento real de un mundo y que ve como ese mismo mundo sigue existiendo artificialmente en los discursos de los políticos". ¿Será la temida brecha entre la política y la realidad?

13 comentarios:

Paíño de Zas dijo...

Rojillo, ¡qué acaba de comenzar o verán, home! Demasiado profundo para agora, vou tomar un vermouth e unhas croquetas no bar da praza.

Fromage dijo...

Me gustaba más Napoleón Bonaparte que Sarkozy, pero Francia sigue siendo el espejo de la Europa moderna y laica ¡VIVE LA FRANCE!

Moncho de Moeche dijo...

Se vexo unha rapaza así na cuneta, fago unha maniobra de quitarme todos os puntos pero a levo onde queira. Por aquí non hai deso nas carreteras, tampouco hai arcén para sentarse.

Esquizo Frénico dijo...

Los franceses tienen mala leche.
Los franceses tienen mala leche.
Los franceses tienen mala leche.
Los franceses tienen mala leche.
Los franceses tienen mala leche.
Los franceses tienen mala leche.
Los franceses tienen mala leche.
Los franceses tienen mala leche.
Los franceses tienen mala leche.

Yo sólo bebo leche de aquí. Leche, mucha leche, mucha leche, mucha, mucha, pero mucha leche, porque es blanca, blanca, blanca... como mi mente.

Esquizo Frénico dijo...

¿Por qué la chica francesa está sentada en el asfalto?

Ella no se siente bien, pero hay peligro, hay peligro y no puedo ayudarla.

Me siento mal, me voy a beber más leche y, con las pastillas, a dormir algo, desnudo, tengo calor, mala noche, odio la leche francesa, es peligrosa la leche... y la noche.

Felipe dijo...

Plegados y replegados estamos en esta oficina por culpa de mi jefe, que acaba de salir un rato con unos clientes, supongo que a hacerles un francés a cada uno, su especialidad.

Pablito Catedrales dijo...

Lo mejor política anti-crisis que se podía aplicar en Francia sería que CARLA BRUNI hiciera recorridos sin parar por todo el país haciendo el amor con cada uno de los replegados, siniestrados y reconstructores, o sea, la política del voulé vou couché avec múa en plan nacional.

Sito dijo...

Le tengo una manía a los gabachos que no los puedo ni ver, sin embargo adoro a las francesitas, como la de la carretera que pone de los nervios a Esquizo Frénico, cosa difícil, ya que es un tipo muy "equilibrado", leche.

Ahora que lo pienso, la verdad es que esa diferenciación por género me pasa también con los suecos, los alemanes, los británicos, los rusos, los chinos, los japoneses, los colombianos, los chilenos, los argentinos, los sudafricanos, los nigerianos, los australianos, los neozelandeses, los groenlandeses, los holandeses, los belgas, los marroquíes, los filipinos, los andaluces, los vascos, los catalanes, los gallegos, los coruñeses, los de mi barrio, los de mi edificio, los de mi casa... incluso conmigo mismo.

Norman Bates dijo...

Esquizo, ¿a ti que peli te mola más?

- Los pájaros
- Los otros
- Psicosis
- Alguien voló sobre el nido del cuco
- Pulp fiction
- Asesinos natos

Seguro que coincidimos.

Uno que te comprende.

Juan Soplillo dijo...

¡Anímate, Esquizo, que la de la foto no tiene el pulgar hacia abajo!

Malpicán dijo...

A francesiña sentada na carretera o que precisa é un home con experiencia que lle explique a filosofía da vida e maila socioloxía do país detrás dun seto. Ten que ser alguén que lle conte como ten que plegarse e replegarse, asumindo a crise e asumindo a situación. O que pasa é que homes de mundo que dean a talla nestes casos que xurden de golpe polas carreteras xa imos quedando poucos. Antes tiñamos formación para saber como reaccionar nestas circuntancias porque leiamos a Martín Vigil e a Escrivá de Balaguer, agora os mozos xa non fan autostop nin leen "Camino".

Esquizo Frénico dijo...

Dejadme en paz.

No os necesito.

Nadie os necesita.

Pancho dijo...

Esquizo, lo tuyo acojona.