Eva

miércoles, 24 de junio de 2009


Como Dios echó mano de Eva, Calvin Klein echó mano de Eva Mendes. La calidad fotográfica de Steven Klein, el desierto californiano de Palm Springs, el sudor de la pareja de modelos, la atmósfera erótica sin desnudez (por algo anuncian ropa interior) y la masiva exposición en las vallas de los USA han provocado temblores en las conciencias de los norteamericanos profundos. De eso se trataba, de provocar, como Eva en el paraíso.

17 comentarios:

Antón Piruleiro dijo...

Polo precio dun calzoncillo de Calvin Klein no Corte Inglés cómprame a miña muller 30 slips con debuxos, estampados, raias e colores diferentes no bazar dos chinos. Xa a teño convencida de que ó final o importante non é a marca, o importante é o paquete.

Esquizo Frénico dijo...

Calor, sudor, calor, sudor.

Me atrae ella, él también me atrae.

Dudo, sudo, dudo, sudo.

Calor, me sobra la ropa, me sobra todo, me falta todo.

Dudo, sudo, dudo, sudo.

¿Por qué no sexo yo con los dos?

¿Por qué no sexo yo conmigo?

Sudor, sudor, sudor frío.

Pito Grillo dijo...

La publicidad ha ido variando. Su propósito en la era industrial era vender productos. Hoy en día esa visión ha cambiado y la publicidad estimula el amor por las marcas, y crea nuevos estilos de vida. En el fondo de la disrupción de sus mensajes se transmite un estilo de vida que pide relación con lo creativo e irreverente. Las marcas tienen una identidad que puede ser asociada con estereotipos mentales de las personas de modo que se puede generar una identificación con ellas; es lo que en el mundillo se llama insight. Un ejemplo de ello es Calvin Klein y la bella modelo Eva Mendes, que, semidesnuda,le aporta virilidad a dicha marca. Parece una contradicción, pero no lo es. Los estereotipos son innumerables y cada vez las agencias no solamente encuentran nuevos nichos sino que crean estilos de vida. Un ejemplo de esto es la onda "emo" que años atrás no existía como grupo consumidor. Las marcas nos incitan a crearnos una idea contraria acerca de nuestra sociedad. Ahí está la provocación.

Noica dijo...

Esquizo, te comprendo, puedo ayudarte, puedo quererte, no me gusta el viento cálido y húmedo.

Siro dijo...

Un momento, que voy a abrir una ventana...

Sólo falta que entren en este blog Jack Nicholson y Jack El Destripador.

Lulú dijo...

¡NO A LA PUBLICIDAD SEXISTA!

¡NO A LA MUJER OBJETO!

¡NO A LOS MACHISTAS QUE ENTRAN AQUÍ PARA VOMITAR SUS FRUSTRACIONES!

Si Eva hubiera echado al burro de Adán del Paraíso, y lo hubiera sustituido por una mujer, seguro que nos hubiera ido mejor, y si Dios fuera mujer, mejor aún.

Felipe dijo...

¡Hombre, la especialidad de mi jefe! No el marketing, sino la sudoración. Suda tanto que no solamente encharca sus camisas de sastrería por los sobacos y por su interminable espalda oblonga, sino que, con la evaporación debida al calor veraniego, tiene siempre un halo de vapor a su alrededor. Parece todo muy natural, pero si se le añade la mezcla de olor pestilente y colonia Loewe, su entorno es como una cámara de gas. No sé si denunciarlo por provocar riesgos laborales o por tenencia de armas químicas de destrucción masiva.

Alfred dijo...

Sin esa mujer encima de ese pedazo de hombre la foto sería perfecta y bastante más excitante y evocadora.

Belén dijo...

Hola, buenos días, besitos a todos los que entráis a estas horas desde vuestras oficinas en este blog subversivo, algunos como Felipe jugándose el tipo y el puesto. Los de la mañana deberíamos constituir un club para diferenciarnos de los pirados nocturnos y para animar a compañeros como Felipe.

Bea dijo...

Totalmente de acuerdo con Belén, propongo crear el F.F.C. (Felipe´s Fans Club), entre todos los que estamos oprimidos por jefes explotadores.

¡Felipe es un mártir!

¡Apoye a Felipe!

¡Flipe con Felipe!

¡Felipe, tú vales más que Clavin Klein!

Berta dijo...

Pito Grillo, eso se lo dirás a todas, ¡qué nivel!

¿Podrías explicarme, desde un prisma macroeconómico, la repercusión del sudor del jefe de Felipe en el balance contable de la empresa y en su proyección mercadotécnica?

Asun dijo...

Eso de recurrir al sexo y a la pornografía para vender lencería y otra ropa interior me parece de muy mal gusto y debería estar prohibido que se colocaran en las vallas y cabinas telefónicas esas fotos pensando en su pésima repercusión sobre los adolescentes y niños.

Galeno dijo...

Yo apoyo a Felipe no desde una oficina, sino desde una consulta, y hoy no me puedo resistir a no aclarar algo sobre el tema de la sudoración.

El sudor suele aparecer para refrigerar el cuerpo mediante transpiración, pero también puede ser causado por una respuesta física a la exitación y el miedo, ya que estos estímulos aceleran el pulso cardíaco y causan una mayor producción de calor; seguro que Felipe también suda cuando se le acerca su adorado jefe. Ahora bien , por lo que cuentas, Felipe, tu jefe tiene hiperhidrosis, que es un trastorno que consiste en un exceso de sudoración que se produce por fallo de su sistema nervioso autónomo o sistema simpático (aunque él no lo sea en absoluto), originando que su organismo produzca más sudor del que necesita para regular la temperatura corporal. Muchas personas que presentan esta enfermedad ven afectada su calidad de vida y sienten pérdida de control sobre ella ya que la transpiración se presenta independientemente de la temperatura y del estado emocional. Esta alteración suele iniciarse en la infancia o la pubertad y normalmente dura toda la vida, que es lo que le pasa al energúmeno de ti jefe. Puede ser hereditaria, pero en el caso del tragaldabas de tu jefe (como le llamas) puede deberse al consumo exagerado y diario de ciertos alimentos. Por lo que cuentas, en tu jefe el exceso de transpiración produce sudoración palmar, sudoración axilar y sudoración facial, además la sudoración facial deriva en rubor facial, que consiste en el enrojecimiento del rostro.

Aparte del exterminio de tu jefe, hay tratamientos para el tema, como tirarle por encima un balde con una solución de cloruro de aluminio hexahidratado; como inyectarle una toxina botulínica tipo A en las glándulas sudoríparas bloqueando su funcionamiento; como pasar una corriente eléctrica de bajo voltaje por agua o almohadillas humedecidas, la cual hace que proteínas superficiales de la piel se cuagulen y bloqueen parcialmente los conductos sudoríparos; como atiborrarlo de tabletas de glicopirrolato (Robinul), oxibutinina (Ditropan) y clonidina (Dixarit). Otra opción: ponte mascarilla en el trabajo, a ver si se da por aludido.

Pibe dijo...

Lulú, creo que ese feminismo es pura pose y vos lo que estás buscando es un hombre de verdad, que todavía no ha llegado a su vida.

Me encantan los tríos, cuartetos y quintetos con lesbianas reprimidas, si vos animás...

Fernando Delacomparsa dijo...

Asun, no mires tanto las vallas publicitarias, que vas a tropezar, sobre todo ahora que está toda la ciudad en obras. Es mejor que sigas yendo por las calles del centro con la cabeza baja y rezando el rosario.

Pili Mato dijo...

Asun, yo que soy conservadora a veces considero que das opiniones un poco anticuadas. La publicidad con top models es algo habitual en el mundo de la imagen y del mercado. Es una manera de dotar al producto de glamour. Decir que es pornográfico me parece una exageración.

aterciopelado dijo...

Ufff la verdad es que ultimamente prefiero entrar en este blog y no en el de playboy, la cosa esta mas que rojilla y debe de ser por la fricción.
Este blog ¿de qué va?, de poner las cosas al rojillo vivo o como explica su autor un cuardeno político, ufff de esto tiene poco a no ser que sea el diario de berlusconi, o mejor dicho, que lo quiera imitar, ya que el cabalieri es el cabalieri y El ROJILLO solo un aficcionado un poco salidorro.