Reality

domingo, 31 de mayo de 2009

Ella le denunció por malos tratos. Él recogió firmas de apoyo de más de mil vecinos. Ella se pasó por los reality shows televisivos para llorar. Él fue acusado de lesionarla. Ella mostraba públicamente a sus dos hijos pequeños como posibles víctimas. Él proclamaba su inocencia. Ella pedía protección para “no ser la próxima de la lista”. Él estuvo casi un año en la cárcel. Los espectadores la consideraban una víctima más de la violencia machista. El Juzgado de Violencia Doméstica de Sevilla ha archivado la causa y ha declarado inocente al preso, porque ella se había autolesionado y presentado falsas denuncias. Los denominados programas de telerrealidad muestran lo que sucede a personas reales, pero no muestran la realidad. Algunos teóricos relacionan el éxito de los reality shows con la desaparición de las ideologías, la pérdida de credibilidad de la clase política, la crisis económica o la inflación informativa. Se trata simplemente de televisión basura, es decir, mercado de miserias.

15 comentarios:

Medidas Estúpidas dijo...

Eso mismo, inflación informativa. De otro lado, el 80% de las denuncias por malos tratos son falsas, muestra de la inmoralidad de muchas mujeres que se aprovechas de la histeria colectiva para lograr mayores beneficios sin ningún escrúpulo. Muchas veces, esta repugnante situación es lo que causa la muerte. Con más frecuencia de la que la gente piensa, los casos de "violencia doméstica" la empieza la mujer, y lo que dispara el desenlace es la imbecilidad de la sociedad, que lejos de calmar y amedrentar, echa gasolina al fuego. No sólo no se reducirán las estadísticas con medidas de persecución y acoso, sino se incrementarán de forma insospechada. La sociedad occidental no ha aprendido nada. Irá a peor porque no puede ser de otra manera. Lo que mal está, mal termina.

Lulú dijo...

A mí me gusta azotar a mi hembra-macho.

Asun dijo...

A mí me gustan ciertos programas sobre casos personales siempre que no sean chabacanos, pero no veo bien que se usen a los hijos en ellos ni que se saquen a la luz los trapos sucios de los matrimonios. Las cosas de un matrimonio deben resolverse en casa con mucha paciencia.

Lulú dijo...

Se aborda un tema tan serio como el de los malos tratos y el machista que firma como falsa Lulú lanza sus chistes que quizás sólo hagan reír a los cerdos que comparten su piara. Esa falsa Lulú es un patético ejemplar de la fauna ibérica que debiéramos fumigar. No obstante cuando se manifiestan, o gruñen, energúmenos como éste, nos reafirmamos las lesbianas, que preferimos a seres inteligentes y con una sensibilidad que ese gorrino no alcanza a comprender. Perdón a los cerdos, animales de los que se aprovecha todo mientras que de este ni la piel se podría aprovechar para embutidos.

Feminista dijo...

La Ley contra la Violencia de Género es uno de los principales logros del Gobierno de Zapatero. Es una ley pensada para proteger a las mujeres desprotegidas, como ya indica su Título Preliminar:

Artículo 1. Objeto de la Ley.

1. La presente Ley tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.

2. Por esta Ley se establecen medidas de protección integral cuya finalidad es prevenir, sancionar y erradicar esta violencia y prestar asistencia a sus víctimas.

3. La violencia de género a que se refiere la presente Ley comprende todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad.

Artículo 2. Principios rectores.

A través de esta Ley se articula un conjunto integral de medidas encaminadas a alcanzar los siguientes fines:

1. Fortalecer las medidas de sensibilización ciudadana de prevención, dotando a los poderes públicos de instrumentos eficaces en el ámbito educativo, servicios sociales, sanitario, publicitario y mediático.

2.Consagrar derechos de las mujeres víctimas de violencia de género, exigibles ante las Administraciones Públicas, y así asegurar un acceso rápido, transparente y eficaz a los servicios establecidos al efecto.

3.Reforzar hasta la consecución de los mínimos exigidos por los objetivos de la ley los servicios sociales de información, de atención, de emergencia, de apoyo y de recuperación integral, así como establecer un sistema para la más eficaz coordinación de los servicios ya existentes a nivel municipal y autonómico.

4.Garantizar derechos en el ámbito laboral y funcionarial que concilien los requerimientos de la relación laboral y de empleo público con las circunstancias de aquellas trabajadoras o funcionarias que sufran violencia de género.

5.Garantizar derechos económicos para las mujeres víctimas de violencia de género, con el fin de facilitar su integración social.

6.Establecer un sistema integral de tutela institucional en el que la Administración General del Estado, a través de la Delegación Especial del Gobierno contra la Violencia sobre la Mujer, en colaboración con el Observatorio Estatal de la Violencia sobre la Mujer, impulse la creación de políticas públicas dirigidas a ofrecer tutela a las víctimas de la violencia contemplada en la presente Ley.

7.Fortalecer el marco penal y procesal vigente para asegurar una protección integral, desde las instancias jurisdiccionales, a las víctimas de violencia de género.

8.Coordinar los recursos e instrumentos de todo tipo de los distintos poderes públicos para asegurar la prevención de los hechos de violencia de género y, en su caso, la sanción adecuada a los culpables de los mismos.

9.Promover la colaboración y participación de las entidades, asociaciones y organizaciones que desde la sociedad civil actúan contra la violencia de género.

10.Fomentar la especialización de los colectivos profesionales que intervienen en el proceso de información, atención y protección a las víctimas.

11.Garantizar el principio de transversalidad de las medidas, de manera que en su aplicación se tengan en cuenta las necesidades y demandas específicas de todas las mujeres víctimas de violencia de género.

¡LOS HOMBRE YA ESTÁN MÁS QUE PROTEGIDOS POR LAS LEYES!

¡PARA UN CASO EN QUE HAY UN ERROR HAY MIL CASOS EN QUE SE ACIERTA!

Esquizo Frénico dijo...

Empiezo a ser violento conmigo mismo. Es violencia de género... bobo, pero me afecta. Este blog me tiene loco.

Riazor Blue dijo...

¿Serían malos tratos que o Dépor pagara primas para que o Celta baixara a 2ªB?

librepensador dijo...

Hablar por hablar...

Sociólogo dijo...

Esa absurda e inútil ley contra la violencia de género lo que hace es agravar esa violencia. Las mujeres son las propias enemigas de las mujeres. Precisamente, por culpa de esa ley injusta, esto irá a peor. Como advierten los psicólogos, ¿qué imbécil/a puede creer que con más represión legal injusta y mentirosa sumada a una desmedida coerción legal que da la razón a quien no la tiene, se puede persuadir a quien no le importa la cárcel porque después de ejecutar su propia justicia se despeña desde la ventana? La respuesta es que... el primer comentario tiene toda la razón, se está invitando a la justicia kamikaze. Todo el mundo se ha vuelo completamente imbécil y no tiene la más remota idea de lo que habla. Las políticas de género son la causa directa de... lo que están sembrando. Den las gracias de las dos próximas víctimas que salgan en los sucesos, porque casi siempre suelen ser un binomio, a esa estúpida ley sin sentido ni razón.

Felipe dijo...

En esta oficina hay violencia de género, pues el cabrón de mi jefe mientras a mí me maltrata constantemente, con las chicas se pone baboso. También es verdad que yo hago lo mismo.

Malpicán dijo...

Nunca comprendín como se lle pode zoscar a unha muller, ao mellor é porque a min tocóume unha santa, que cumpre ben coas súas labouras da casa e da facenda. En todo caso tería que ser ela a que me zoscara a min por lacazán e trouleiro e tamén porque me gustan case todas as mulleres, pero levámonos ben gracias a Dios.

Lulú dijo...

Pues mi hembra-macho, cuando no recibe su ración de flagelo, paga para que le calienten las cachas.

Cuca Fandiño dijo...

Las mujeres maltratadas no necesitan una ley supuestamente progresista, lo que necesitan es que actúe la policía. Esta igualdad de salón solamente vale para quedar bien en los telediarios. Este socialismo zapateril sí que es un reality show.

Lulú dijo...

Mi hembra-macho necesita unos cachetes para ponerse a tono.

Puri dijo...

A mí los realitys que me gustan son los de tipo academia artística, con un grupo de aspirantes a artistas noveles seleccionados para habitar en una escuela de arte cerrada, donde reciben lecciones y son eliminados en función de su talento juzgado por jueces o por el voto de los espectadores. Por ejemplo, me encantan: Operación triunfo, El factor X, Fama, Popstars, Vivo cantando. Me gustan menos los realiys tipo Gran Hermano o Supervivientes.