Pamela

domingo, 17 de mayo de 2009

Pamela Anderson defiende a los animales. Podría ser una excusa para colgar una foto de la espectacular actriz, es decir, una excusa machista, pero prevalece la condición de ecologista de Greenpeace sobre la de crítico con “Los vigilantes de la playa”; crítico que nunca se creyó los inverosímiles salvamentos y las inverosímiles curvas de Pamela, sex symbol del celuloide y la silicona.

¿Por qué esta frivolidad? Porque no deja de ser curioso que alguien, superficialmente, tan artificial se ocupe ahora, éticamente, de algo tan natural. No obstante, gracias, Pamela. Por si te sirve para quedar bien en alguna entrevista, te diré que una de las funciones básicas del ecologismo es la de proporcionar pautas de intervención para no interferir en los procesos naturales y pautas de consumo para no depender de lo artificial.

11 comentarios:

Malpicán dijo...

Rojillo, a min tanto me da coma tanto me ten que sexan artificiais, se a miña Santa tivera ese par de tetas, eu sería fiel ata de pensamento, palabra, obra e omisión, pero de momento felicito a dona Pamela. Se os socialistas presentaran a unha moza así en vez de Touriño ata eu tería dúbidas.

Asun dijo...

A mi siempre me pareció mal que pusieran a esta chica provocadora en un serie para niños y jóvenes como la de los vigilantes de la playa, pues no entiendo porque una socorrista tiene que ser una rubia despampanante.

Lulú dijo...

Yo sólo veo lo buena que está, esas domingas, ese cuerpo, ese de todo. Me dan igual los argumentos, sólo veo una tía que me pone a cien, y yo no soy machista porque yo también soy una mujer salida.

Lulú dijo...

Falsa Lulú, o macho imbécil que escribes bajo ese nombre, frente a tu machismo recalcitrante opongo mi lesbianismo militante.

Para que te enteres, el feminismo lésbico es un movimiento cultural que se hizo popular en la década de los setenta del siglo pasado, sobre todo en USA y Francia. Este movimiento cuestiona la posición de las mujeres lesbianas en la sociedad. Algunas de sus pensadoras y activistas principales son Rita Mae Brown, Adrienne Rich, Audre Lorde, Marilyn Frye, Mary Daly, Sheila Jeffreys y Monique Wittig (aunque a ésta última se le asocia más con el surgimiento de la teoría queer). A pesar de que históricamente el lesbianismo ha gozado quizá de una relación íntima con el feminismo y los proyectos feministas, desde finales del XIX, el feminismo lésbico se contextualiza mejor como un movimiento que surge del anterior a raíz de la insatisfacción con la segunda oleada feminista y el movimiento gay a principios de la década de los setenta. Al igual que el feminismo, los estudios de lesbianas y gays y la teoría queer, el feminismo lésbico se caracteriza por la revisión y debate. Sin embargo, un elemento clave del mismo es el análisis de la heterosexualidad como una institución. Esto parte de un enfoque histórico de la homosexualidad como objetivo de escrutinio, especialmente sus orígenes. Los textos feministas lésbicos intentan desnaturalizar la heterosexualidad, y una vez hecho esto, plantear hipótesis sobre sus "raíces" en instituciones tales como el patriarcado, el capitalismo y el colonialismo. Además, las feministas lésbicas abogamos por el lesbianismo como un resultado racional de la alienación e insatisfacción con estas instituciones.

Claro que tu falta de masa encefálica y tu fijación fálica no te permitirán procesar todas estas ideas. Es mejor que sigas masturbándote con la imagen de Pamela Anderson.

Lulú dijo...

Pero qué buena que está la Pamela, mmmmm!. La verdad es que lo que más me gusta de este blog son las fantásticas fotografías, pero ni se me ocurre perder el tiempo leyendo gilipolleces de las falsas lulús. Todo eso es bla, bla, bla. No me interesa nada de nada.

Mmmmm, pero mira que está buena.

Salvador Fernández dijo...

Reconozco que me gustaba más Verano azul que Los vigilantes de la playa. Yo era más de Chanquete que de Pamela, aunque ese par de tetas también formaron parte de mis sueños adolescentes, porque siempre fui montañero.

Cuca Fandiño dijo...

Cada vez que pone usted una foto de mujer saltan los de siempre con sus posiciones radicales (machistas, lesbianas, etc.).
A veces tengo la impresión de que la sociedad está enferma, aunque afortunadamente la mayoría somos seres normales, tenemos parejas normales, somos mujeres normales y hombres normales.

Felipe dijo...

Gracias, gracias, gracias, Rojillo. Ya me ha alegrado el día y la vista, con Pamela Anderson. Espero que entre las especies animales que protege no se encuentre la del "jefasus bobus", que está a punto de llegar por la puerta de la oficina. Buenos días.

Lulú dijo...

Pamela defiende a animales diferentes a algunos de los que pululan por este blog en permanente estado de celo. Por lo menos los machos de las manadas dan la cara y luchan con otros machos para ganarse el derecho del apareamiento, sin embargo estos son una panda de machitos cobardes y que se aparean más bien poco.

Siro Rosales dijo...

Pamela debiera incluir entre sus especies dignas de protección al "alcaldus herculinus", que está amenazado por el cambio climático, por los tsunamis de alta mar y por la marea vecinal, por lo que está en serio peligro de extinción.

Lulú dijo...

Pues si eres tan valiente, falsa o falso Lulú, por qué usas un seudónimo para ocultarte. Yo no tengo ningún problema en declarar mi aristocrático nombre, doña Lombriz de Burela y Centeno, y me quedo tan ancha. A ver tú, falsa o falso Lulú. No vendrás ahora diciendo que has pagado derechos por tener el seudónimo.

Bien se nota que no terminaste ni primero de sociología. Lo que escriben esas autoras de tu "listilla" no vale ni para papel higiénico. Prefiero leer a Pilar Urbano, que es una mujer de verdad y sin complejos.