Móviles

martes, 26 de mayo de 2009

En Francia hay ministra de Ecología. La ministra quiere prohibir los móviles en las escuelas primarias. La ministra lo consulta con la ministra de Sanidad. La ministra no lo consulta con los padres. La ministra quiere resolver un problema, no hacer demagogia. El problema es ambiental, sanitario, social y empresarial. A las operadoras de telefonía puede ser que les obliguen a fabricar móviles infantiles sólo para enviar y recibir mensajes. Cuando el debate llegue a Galicia, Feijóo propondrá consultar, mediante encuesta, a los padres, los directores de los colegios, los consejos escolares, el personal de administración y servicios, los conductores y acompañantes de los autobuses escolares, los maestros, los inspectores, la mesa sectorial, la mesa de normalización lingüística y los técnicos de I+D, para crear una comisión parlamentaria que estudie el asunto, en un marco de cordialidad amable entre todos los usuarios de móviles. Ya decía Sigmund Freud que “uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla”, sobre todo si habla por un móvil.

13 comentarios:

Pili Mato dijo...

Los problemas de los colegios no son los móviles sino la falta de disciplina, la falta de atención por parte del profesorado y el tener que estudiar materias básicas en lenguas impuestas que los niños no hablan en casa, como el gallego. Todos estos problemas se dan más en los colegios públicos que en los concertados y privados.

Rapha Phone dijo...

La niña de la foto ya está out. Hay que dotarla de un móvil de
cuarta generación a través de la red LTE, también conocida como tecnología 4G, evolución del 3G, con velocidades de hasta 50 megabits. En Galicia la Xunta supermoderna de Feijóo debería equipar a todos los niños de los CEIP gallegos de móviles en los que cada vez es más importante la televisión, también a través de la TDT, que tienen un mayor número de aplicaciones de internet, y en los que cada vez están también más presentes las informáticas.El avance de la tecnología es imparable y los niños son el mercado del futuro.

Paco Tilla dijo...

El tema de los móviles en Francia me apasiona, ¿me puede dar el móvil de Carla Bruni?

Asun dijo...

Muchas madres dicen que le compran a sus hijos un móvil para tenerlos controlados, pero es un error además de un gasto tremendo, y ya lo de usar el móvil en el colegio me parece una falta de respeto a los maestros, si yo fuera directora los quitaba todos.

Lulú dijo...

Los móviles hoy en día nos resultan imprescindibles, aunque la mayoría los usamos para contarnos cosas intrascendentes. Por supuesto, se les dan otros usos: profesionales, empresariales, de seguridad, etc. y los primates obsesos y machistas arcaicos -como algunos asiduos de este blog- los usan para llamar a líneas eróticas donde sacian sus instintos primarios y donde les saquean -y hacen bien- sus bolsillos, salvo a los eyaculadores precoces, a los cuales les sale más a cuenta.

estrella dijo...

ya salió! el problema de siempre, todo el mundo sabe de educación, de colegios y de niños. Si yo fuera directora... dicen por ahí arriba, ni saben lo que dicen, como si los directores pudieran evitar los móviles, o los padres maleducados y consentidores, o los espontáneos que creen que saben lo que pasa en la escuela. En el fondo es una falta de respeto, a la escuela, al profesorado y a la enseñanza. Pero a quién le importa hoy si ya empieza Gran Hermano, o era Operación Triunfo?

Felipe dijo...

Yo uso el móvil corporativo del encargado de la oficina sin que se entere el hijoputa de mi jefe, que hoy viene más tarde porque se fue al médico ¡a ver si pilló la gripe AAAA!

Sirenita dijo...

Toda la vida viviendo sin los teléfonos móviles y ahora no podemos vivir sin ellos??

:/

Los teléfonos móviles no pintan nada en los colegios, los niños que tengan móvil los deberían dejar en conserjería al entrar y recogerlos al salir del centro educativo. Simple.

Mafalda dijo...

¡QUÉ SE PROHÍBA EL USO DE CELULARES EN LOS COLEGIOS... A LOS MAESTROS!

Lulú dijo...

Yo lo uso para hablar con mi hembra-macho hormonada y piroleada.

Sito dijo...

¿No será la niña de Rajoy?

Pone esa carita de asustada al escuchar las barbaridades de Mariano al otro lado del teléfono.

¿Le habrá dicho que, si no se porta bien, vendrá el tito Mayor Oreja? La cría se acojona, como es normal.

Vanessa Naya dijo...

Antes no había, antes no teníamos, antes, antes, antes...
En mi opinión, debemos ser conscientes de que el mundo está en constante evolución en todos sus sentidos y, por supuesto, tecnológicamente hablando también. Seamos lo suficientemente inteligentes como para adaptarnos a los tiempos y no vivir anclados en el pasado.
Hoy los niños y niñas tienen móviles desde muy temprana edad y también acceso a internet ¿yyyyy? ¿no se supone que, como docentes, debemos fomentar que los alumnos y alumnas se inicien y profundicen en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para utilizarlas constructivamente ante múltiples tareas? Creo que lo importante es fomentar un uso adecuado de las mismas y, evidentemente, diseñar unas normas al respecto (apagarlos en clase, etc, vigilar el uso concreto que se hace...)no prohibirlas.

Manuel Abella v. dijo...

Coincido con Vanessa en que los tiempos cambian,no es tanto el añorar tiempos pasados como el vivir el presente pensando en el futuro,eso incluye ordenadores,móviles,pizarras digitales,como diría Piaget la inteligencia " es la capacidad de adaptar nuestras estructuras mentales a las circunstancias,al medio",pues eso es lo que debemos hacer,adaptar la tecnología a nosotros y no a la inversa,para que no se haga un mal uso de la tecnología es necesaria la educación desde el colegio,pero fundamentalmente desde casa,las "anpas" podrían dar charlas a sus socios/as para que se den cuenta que antes que amigos/as de sus hijos tienen que ser padres/madres responsables y,por lo tanto no permitir que sus hijos sean maleducados y consentidos,y es que educar es predicar con el ejemplo.Salud y República.