Sexo en crisis

miércoles, 29 de abril de 2009

El sexo es un narcótico contra la crisis. Los afectados por la crisis practican y consumen más sexo, según una investigación anglosajona. A falta de estímulos económicos, estímulos amorosos. A falta de ganancias, cópulas baratas. A falta de comercios tradicionales, sex shops. A falta de juegos de monopoly, juguetes eróticos. A falta de vibraciones, vibradores. A falta de expansión, vasodilatación. A falta de crecimiento, alargador. A falta de olfato bursátil, perfume de feromonas. A falta de trabajo, libido. A falta de información, revista “Psychosomatic Medicine”. Quien abre la puerta de la crisis con el sexo va camino del infierno, pero como se pregunta Woody Allen: “¿existe el infierno?, ¿existe Dios? ¿resucitaremos después de la muerte? y, sobre todo, ¿habrá mujeres allí?”.

17 comentarios:

estrella dijo...

Bueno, quizá después del pan, el circo, los toros.... hablar de sexo también entretiene. Porque creo que de lo que se trata es de hablar de sexo. En contra de la tesis de esa publicación, la crisis afecta al sexo negativamente, porque afecta a la comunicación, a la expresión relajada y sincera de los afectos. Porque el sexo es comunicación y es divertido si la comunicación es buena. Bueno, eso creo.....

Asun dijo...

El sexo por si mismo no tiene porque ser malo cuando es sexo con amor en un matrimonio, da igual que sea en época de crisis o en épocas buenas.
Lo importante es que de una buena relación nazcan buenos hijos y que estos hijos vean que sus padres se quieren. Al menos así es como fuimos educados en mi época y no nos fue mal.
No necesitábamos todas esas guarradas de juguetes eróticos o películas porno que usan las parejas jóvenes hoy en día y nos lo pasábamos igual de bien.

Astrónomo dijo...

Querida Estrella, estoy totalmente de acuerdo contigo en que el sexo es comunicación, ¿podrías darme tu teléfono?

Malpicán dijo...

Pois eu coa crise teño menos gañas de todo, vexo ós amigos baixos de moral, vexo á miña dona frouxiña, vexo ás veciñas pouco agarimosas, vexo ó señor cura facendo de psicólogo, vexo ó señor alcalde e concelleiros igual de contentos que sempre pero son son os únicos.
Esto non é o que era e ademáis por eiquí non temos sex shops nin xoguetes eróticos e para alargala mellor non lle conto o procedemento.

Felipe dijo...

Rojillo, ya le he dicho que mi jefe pasa por mi mesa de la oficina sobre las 8.00h., el otro día casi me pilla con la foto de la Bruni ampliada, pero es que hoy estoy tirado de la risa ¿sabe por qué?

¡PORQUE EL DEL BIGOTE ES CLAVADITO A MI JEFE!

P.D. Elimino este email porque,si me pilla este capullo, seguro que incremento el número de parados afectados por la crisis.

Katty dijo...

¡Precios rebajados por la crisis!

Admito Visa, otras tarjetas, contado y calderilla.

Servicios personalizados de atención al cliente: sexo total, tántrico y regional.

Ofrezco conversación (breve).

Antes sólo señores solventes, ahora también clase obrera.

Recibo sola (mis compañeras están en el paro).

Contacto: Katty@puti.com

Poncio Pilatos dijo...

A falta de ideas, uniformidad. A falta de líderes, Trajano. A falta de pan, buenas son tortas. A falta de mar, ríos. A falta de democracia, estalinismo. A falta de trabajo, María Pita. A falta que a tire Messi. Y a vivir que son dos días, en Canarias uno menos.

Vanessa Naya dijo...

Asún, te aseguro que el sexo puede ser muy bueno fuera del matrimonio, si no lo consideras así tal vez tengas algún problema con posible solución con la ayuda psicológica adecuada, hay mucha gente que ha recibido una educación represora como la tuya y que, posteriormente en su vida adulta acusa problemas sexuales como los que tú pareces tener, hay buenos profesionales que pueden ayudarte ¡ánimo!

tarantela dijo...

Aquí el único que practica el sexo con alegría es Sarkozy con la Brunilda. Si Francia está respondiendo un poco mejor a la crisis es por la belleza de la Bruni, ya que las “marcas” poderosas suelen mantener su cuota de mercado frente a las tempestades. Henry Miller, en su novela “Trópico de Cáncer”, decía que el para “aguantar” más tiempo-se refería al acto amoroso-solía pensar en Hacienda o en el dinero que le debía a sus amigos. A los socialistas no nos hace falta ni eso. Con cuatro millones de parados, los recientes disgustos de Touriño y la incertidumbre de Pachi, es que no hay forma de que nos concentremos. Por aguantar que no sea. Aguantamos todo lo que nos echen. Lo que pasa es que no hay manera de que nos concentremos. No es que nos no guste el sexo, es que el agobio, la angustia, el spleen, la melancolía, no te predisponen para los momentos de gozo y alegría. Vamos, que la “depre” no te pone cachondo. Los de izquierda, en estos tiempos, más que practicar el sexo, lo que hacemos es hablar de sexo. Y hablamos del sexo de la socialdemocracia; hablamos del sexo y de la inteligencia emocional; hablamos del sexo y la filosofía zen; hablamos de comida minimalista y erotismo; hablamos del neandertal y su cosmovisión del sexo. Por hablar que no quede. Por pensar que no quede. A los rojos, en estos momentos, nos sobra filosofía y nos falta cama. Claro que, tampoco, por mucho filosofar amanece más temprano y, por eso, estamos hechos un verdadero lío. ¿Socialismo rural o urbano? ¿Uniones agrarias o parejas de hecho? ¿Matrimonio o arrejuntamiento? No hay forma de aclararse. Lo que ayer valía, hoy no vale, está caducado.

Y es que la derecha nos lleva jodiendo tantos años, que en esto, como en otras cosas, lleva, siempre las de ganar, las de ganar.

Paco Tilla dijo...

Asun, tú sigue así y no irás al infierno ese de Woody Allen, que seguro estará llenos de mujeres pecadoras de izquierdas y otras muchas de derechas que no son como tú, porque te garantizo que ¡mira qué pecan las condenadas! y te lo digo, no por chulería, sino por experiencia en cornucopia derechil.

Lulú dijo...

Como siempre el machismo aflora cada vez que hay un texto sobre sexo.

Aparece el pailán de Malpica a contarnos lo grande que la tiene (justo ahí había que darle una patada con tacón alto).

Aparece el Astrónomo ese a ligar en plan playero con tanga años setenta (Estrella, si quieres lo mando yo a la mierda en tu lugar).

Son siempre vulgares y demuestran su estadio evolutivo arcaico en cada frase. No entiendo como desde sus jaulas del zoo pueden conectarse a Internet.

Lulú dijo...

Mmmmm pero es que no dejo de lubricar viendo esa foto de la Bruniiiiii. Que alguien me ayudeee, necesito ayudaaaa, esto es un vicio malsano.

Navia de Suarna, Agrupación Socialista dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en que el sexo consentido siempre es bueno y si hay cariño, complicidad y confianza, perfecto, el resto es buscarle tres pies al gato y en un estado de crisis te hace olvidar problemas y relajarte, lo malo es que uno ya no está para muchos trotes, pero que me quiten lo "bailao".
Estas Lulús, empiezan a dar grima.

Pilarita dijo...

Estoy de acuerdo contigo Vanesa, pero no te fies, que las que van de puritanas y recatadas son las más pu....Y como también dijo Woody Allen: Solo existen dos cosas importantes en la vida.La primera el sexo y la segunda...no me acuerdo.

Top Wanda dijo...

Lo que os pasa a algunos tíos, es que las mujeres como Lulú son inalcanzables para vosotros, primero porque el pedacito de carne que tenéis entre las piernas y que tanto valorais, se la "trae floja" y segundo porque encontraros con mujeres que piensan y que no están dispuestas a meter en su boca (o que metais entre sus piernas) apéndices que "vomitan", es algo que no podéis ni entender ni asimilar. Así que viva el sexo entre mujeres, vivan los juguetes que enriquecen relaciones y vivan todos las manifestaciones sexuales (con mucho amor, o sin ninguno, simplemente sexo) que se den entre todo el que quiera fornicar.

Top Wanda dijo...

Por cierto, comparto lo de las lubricaciones con Carla, pero la foto de Mónica con atuendo de Caperucita Roja es el summum del deseo incontenido...

Geyperman dijo...

Querida Asun : eres una anticuada,para ti el sexo sólo tiene sentido con una finalidad,tener hijos.Pues no,el sexo en sí mismo tiene entidad,si lo practicaras más a menudo te darías cuenta de lo bien que le sienta al cuerpo y a la mente,y además adelgaza...,creo que Vanessa tiene razón,te hace falta un profesional,suerte