Reli

viernes, 17 de abril de 2009

En la escuela hay “Reli”, por la gracia de Dios. Por gracia de la Liga por la Laicidad, se organiza en los institutos catalanes la campaña “Que no te expliquen historias”, para hacer visible la conexión entre democracia y laicismo y para hacer ver que sobra cualquier religión en los centros educativos. No es dura la campaña, es duro que haya que organizar una campaña para que los institutos, que debieran ser laicos por ley, lo sean por toma de conciencia. Se trata de que los alumnos, mediante debates críticos a partir del trabajo con materiales didácticos (guías, DVD), distingan las creencias particulares (religión, fe, patria, moral) de los valores colectivos (igualdad, justicia, cooperación, convivencia).

La asociación estatal Europa Laica va más allá. Denuncia el aumento de la financiación estatal a los centros concertados religiosos. Denuncia que la Religión que se imparte en los centros públicos sea más una catequesis que una materia sobre el carácter histórico, social o filosófico del hecho religioso. Denuncia los funerales de Estado católicos. Solicita la sustitución de tales funerales por ceremonias civiles. Solicita la supresión de la Religión del curriculum escolar. No hay que confundir laicismo con ateísmo. Woody Allen decía: “para ti soy ateo, para Dios, la oposición”.

4 comentarios:

Sirenita dijo...

Hola Pedro, soy católica y militante socialista.

La educación religiosa de mi hija se la doy yo, cuando empiece el colegio irá a uno público y laico donde aprenda conocimientos que necesitará, pero la religión, es cosa mia y de su padre, que para eso somos su familia y como católicos, somos nosotros y su parroquia los que se deben ocupar de su educación religiosa.

Creo que hoy en día hay demasiados católicos de boquilla que ni si quiera pisan la iglesia ni conocen a su párroco y luedo se les llena la boca diciendo que son muy católicos y abandonan la educación religiosa de sus hijos en el colegio.

No.
No.
Y No.

Catolicos de boquilla.NO.

Anónimo dijo...

¿En quién vamos a creer y adorar? ¿Creemos en los Zapateriños, en Touriños, en los roxiños? Pues me parece que saldremos perdiendo. Los políticos venden promesas que jamás cumplen. La política es la falsa religión.

Asun dijo...

La asignatura de Religión debería tener más horas semanales en todos los colegios y entre las actividades extraescolares debería haber alguna organizada en las parroquias cercanas a los colegios.

Solamente los niños que tienen una buena formación en Religión acaban sabiendo diferenciar lo que está bien y lo que está mal y por tanto acaban siendo buenas personas para la convivencia en la familia y en la comunidad.

Ser laico es una moda absurda como otra cualquiera pero no aporta nada a la formación de nuestros hijos.

Luis Felipe dijo...

A los profesores de Religión los escoge el arzobispo y les paga la Xunta, no pasan una oposición en la que demuestren si saben o no saben, solamente importa que sean "buenos católicos". Una vergüenza que los socialistas han consentido en Galicia y consienten en el resto del país donde gobiernan.