Dios lo pague

domingo, 26 de abril de 2009

La Iglesia no es buena pagadora. La Iglesia no paga el ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras), cuando construye un templo, una residencia para curas o un colegio religioso. La Iglesia no paga el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles), cuando el edificio está dedicado a una actividad no lucrativa (templo o residencia), y sí lo paga cuando está dedicado a un negocio (colegio, universidad, hospital, emisora de radio). La Iglesia no pagaba el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido), hasta que una comisión comunitaria, tras dictamen, inició un procedimiento para denunciarlo ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, lo que obligó a la jerarquía eclesiástica española a renunciar a dicho privilegio (2007). La exención de los impuestos, reales o de producto, sobre la renta y el patrimonio de la Iglesia, es una herencia de los acuerdos del Estado con el Vaticano (1979). Ahora en el Ministerio de Economía y Hacienda alguien anda revisando algunos de estos anacronismos. Que Dios se lo pague. Y es que, si Dios quiere, este país irá dando pasos inevitables hacia el laicismo.

10 comentarios:

Asun dijo...

Los obispos y sacerdotes de la iglesia católica viven una vida austera y de privaciones y además prestan un gran servicio a la comunidad, no como los políticos socialistas que despilfarran el dinero de todos los contribuyentes.

La iglesia católica no debería pagar impuestos porque es la que mantiene las iglesias que son bienes artísticos muchas de ellas.

Mendizábal dijo...

¡DESAMORTIZACIÓN E EXPROPIACIÓN DOS BENS ECLESIÁSTICOS XA!

¡NIN CONCORDATOS, NIN OSTIAS!

¡CURAS, GO OUT!

¡TRANSFORMACIÓN DAS IGREXAS EN TASCAS!

estrella dijo...

En que mundo vive Asun? creo que es una infiltrada que hace esos comentarios para animarnos a los demás a escribir, porque no puede ser verdad que piense esas cosas, creia que esa especie se había ido extinguiendo, pero en fin, parece que algunos viven estancadso hace 40 años, que le vamos a hacer!

Magda dijo...

La Iglesia Católica hace una labor social mucho más importante que la mayoría de las ONGs y supuestas asociaciones solidarias que viven de las subvenciones y del cuento.

Pedro Jose dijo...

Fijaros la vida austera que llevan,hoy en la prensa dicen que van a explotar un hotel para el Xacobeo,y que ganaran sobre 4000 millones de Euros.Por que no lo donan para los pobres, los parados,las familias necesitadas de las que tanto hablan...y una mierda toda para la saca del Vaticano, eso si sin impuestos que ellos son pobres.Saludos

xan de couzadoiro dijo...

salud y republica laica

Asun dijo...

Los que prescinden de la iglesia y no creen en nada están equivocados aunque pueden ser buenas personas.
A veces hablan de los sacerdotes sin conocerlos y sin saber el bien que le hacen a muchas familias necesitadas.
A mí no me importa que me critiquen por mi fe pero los que están desorientados son los que promueven una sociedad sin religión y creencias que son vitales para el ser humano.
Reconozco que a veces echo de menos otros tiempos en los que los niños y adolescentes encontrábamos en la iglesia buenos consejos y buenas compañías que desde luego los jóvenes de hoy no van a encontrar en el botellón.

Cuca Fandiño dijo...

Si hubiese más creyentes y menos socialistas ateos en el gobierno mejor nos iría a los españoles.
Por supuesto que hay que apoyar económicamente a la Iglesia Católica que es una institución propia de nuestra tradición y nuestra cultura.

Pibe dijo...

LA RELIGIÓN ES EL OPIO DEL PUEBLO (Marx)

LA RELIGIÓN ES EL OPIO DEL PUEBLO... IGNORANTE (Pibe)

Yo prefiero la marihuana.

Navia de Suarna, Agrupación Socialista dijo...

Tienes que desconfiar del caballo por detrás de él; del toro. cuando estés de frente; y de los clérigos, de todos lados.
Miguel de Cervantes.
El escritor mas leído de todos los tiempos, ya no se fiaba de los curas, ¿porque sería?
Ni un céntimo para las RELIGIONES, el que quiera religión, que la mantenga de su bolsillo, nuevo concordato y fin a la financiación y las prebendas a la Iglesia Católica.