Chicas

lunes, 13 de abril de 2009

Creíamos que la coeducación de chicos y chicas estaba asumida por la sociedad española como un paso adelante hacia la igualdad de los sexos y la igualdad de oportunidades sociales, pero hay quien prefiere dar dos pasos atrás. María Calvo Charro, madre de dos hijos y dos hijas, presidenta de la Asociación Europea para la Educación Diferenciada en España y profesora de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III de Madrid, sostiene que "nuestro sistema educativo está en crisis, sobre todo, porque aplicamos la misma metodología a chicos y chicas, sin tener en cuenta sus notables diferencias biológicas, el dimorfismo cerebral que explica sus distintos comportamientos". Por eso, "las chicas se adaptan mejor al sistema gracias a su precocidad en el habla y la escritura, mientras que los chicos adquieren mayor facilidad para el pensamiento lógico matemático y el razonamiento abstracto". Además, “en la educación diferenciada o especializada por sexos, como le llamamos, las muchachas están más centradas y tranquilas, menos pendientes de los chicos". Así que: los chicos con los chicos, las chicas con las chicas. No sé por qué estos respetables argumentos me traen a la memoria la Sección Femenina, su fundadora, Pilar Primo de Rivera, su patrona, Santa Teresa de Jesús, y su referente, Isabel la Católica.

16 comentarios:

Geyperman dijo...

Querido Sr. Armas,este artículo enlaza directamente con el anterior.Todos conocemos a gente que defiende los postulados de la educación basada en la segregación de sexos.Como bien dijo Estrella es anticonstitucional,pero si lo quieren que lo tengan,acabemos con los conciertos con la privada.Que los ricos,y los nuevos"ricos" paguen íntegramente los estudios de sus hijos,ni becas ni ayudas para estudiar en el extranjero.Además puesto que consideran a la escuela pública deficitaria y falta de recursos,podríamos gravar a estos centros privados con algún impuesto especial que financie los servicios sociales,por ejemplo.

Asun dijo...

En la Sección Femenina muchas mujeres aprendieron cuestiones de higiene y aseo personal y también aprendieron a cocinar o a coser.

No era una sección para transmitir la ideología franquista sino para ayudar a muchas señoras del medio rural durante una época tan difícil como la de la postguerra. No estaban todo el día hablándoles de Franco.

Ahora que hay tanto supuesto apoyo a las mujeres me gustaría saber quién enseña a las chicas a realizar faenas básicas de como llevar una casa, como cuidar a los hijos o como atender al marido.

Sin disciplina, orden y valores esenciales no hay feminismo que valga. El feminismo de boquilla queda bien en los periódicos o en conferencias pero la vida real es otra cosa.

Lulú dijo...

Yo sería partidaria de colegios sólo femeninos, donde las niñas no tengan que soportar impertinencias y acosos por parte de niños embrutecidos, pero no de colegios religiosos para niñas, donde se las prepara para ser siervas de primates que no han evolucionado.

Malpicán dijo...

Rojillo, vexo que as preocupacións dos urbanitas son fondas e trascendentes.
Cando no rural as nosas dúbidas eran ir a escola ou ir a traballar as deles eran, e son, ir á escola para nenas ou ir á escola para nenos.
Nas vilas pequenas as cousas son como son, e como foron sempre, nenos e nas estudian xuntos uns anos e despois cada un pasa a cumplir funcións diferentes, porque son diferentes.
As rapazas casan, teñen fillos, coidan do seu home e levan a casa. Os rapaces van ao mar, traballan na construcción ou emigran para Canarias. Esa é a universidade da vida nas vilas mariñeiras. Saúdos.

Busta Amante dijo...

Geyperman, estoy de acuerdo con tu opinión excepto con lo de que hay que acabar con los conciertos. Podrían eliminarse algunos pero no todos ya que para mí es imprescindible mantener los conciertos de Los Inhumanos, Melendi, Rosendo y ACDC, además de las orquestas Panorama y París de Noya. A estos conciertos suele asistir público mixto y normalmente al final terminamos aún más mixtos de lo previsto y acabamos todos metiéndonos más mano que el patio del colegio público del barrio.

xan de couzadoiro dijo...

mañana 14 de abril aniversario de la 2 republica.

salud y socialismo

Paco Tilla dijo...

Lulú, lo tuyo con la mitad del género humano empieza a ser grave. Yo nunca te llamaría monita, simia o Chita. Tienes una opción sexual que respeto pero no veo por que tienes que pretender el exterminio de los hombres, supongo que esto se llamará homoginia igual que misoginia es el odio a las mujeres, aunque por lo visto tú también odias a las mujeres heterosexuales, así que insisto "monina" relájate como prefieras y con quien prefieras. Piensa que rojillo a colgado un post sobre educación no sobre sexo, mujer, ¿mujer?.

Adrián dijo...

Yo estudié en un colegio del Opus sólo para chicos. No tuve ningún problema hasta que llegué a la Universidad, donde me costó relacionarme con las chicas porque me intimidaban a la vez que no sentía atracción ninguna por ellas. Estudié ICADE en Madrid y tengo desde hace años un trabajo muy bien pagado. Nunca tuve pareja y me he preguntado muchas veces si esto era debido a mi formación infantil y juvenil en aquel colegio religioso. Todavía a mis casi 40 años no sé si soy homosexual o heterosexual, pero el asunto no me agobia. Sigo siendo creyente y me considero un buen católico aunque tengo a menudo dudas existenciales sobre mis convicciones religiosas. No soporto las películas que abordan temas relacionados con la educación religiosa, por ejemplo las de Almodóvar. No soporto el dogmatismo y la rigidez de la gente atea y de izquierdas. La mente de las personas nunca es tan simple como ustedes la conciben. Desconozco por qué a veces entro en este blog, aunque supongo que será porque me divierte. Nunca había colgado en él comentarios y no creo que lo vuelva a hacer, pero quiero mandarle un gran beso a Lulú, con la cual me solidarizo porque sé cuanto se sufre con la incomprensión. Al resto saludos.

estrella dijo...

En fin, como escribí en el comentario anterior, no voy a perder ni un minuto defendindo la educación "normal", niños y niñas, hombres y mujeres que comparten, crcen juntos y aprenden a convivir (luego hablamos de violencia de género, por favor). Ahora hay que reconocer, como diría mi padre, que algunas "entran al trapo como los mihuras", solo intentando justificarse se colocan donde quiero verlas, en el absurdo. Besos a todos/as.

Jose Antonio dijo...

La segregación es positiva,la mujer tiene más sensibilidad,pues a decorar la casa y a cuidar de los hijos,el deber del hombre es plantar la semilla,ni más ni menos.Lulú eres un poco retorcida,las mujeres sin un hombre os perderiais en las tiendas y no sabriais que comprar.A ver si le hacéis caso a Asun y aprendéis un poco,hacedle el desayuno al marido,llevadle las zapatillas y respetad el m´nimo tiempo que le dedica al fútbol.Si no fuera por la Iglesia todas las mujeres estarían en el infierno.¡Santiago y cierra España!

Lulú dijo...

Me cuesta entender como algunos parahomínidos son capaces de introducir comentarios pulsando con sus dedos gruesos y peludos las teclas de un ordenador; pero todavía me cuesta más comprender como pueden hacerlo algunos animales con pezuñas, aunque lo hagan a cuatro patas.

Seguro que alguno de ellos queda tan encantado con su comentario de macho y semental de cuadra que rebuzna alto hacia el horizonte después de escribirlo.

A los energúmenos un corte de mangas; sin embargo a Adrián un beso y gracias.

Magda dijo...

Mi madre formó parte de la Sección Femenina y todo lo que me cuenta es positivo. No solamente aprendían a coser, a hacer gimnasia o a cantar en coros de música tradicional, sino que aprendían a ser buenas compañeras entre sí, buenas cristianas y buenas madres de familia.
Ya sé que esos valores parecen anticuados pero mi madre me los ha transmitido y me siento orgullosa de ellos y pienso inculcárselos a mis hijos y eso no es ser franquista ni falangista.

Sirenita dijo...

Me parece bien que les enseñara a las mujeres a ocuparse de sus casas y sus maridos, pero de la misma manera debieran haber cursos para enseñar a los hombres a ocuparse de la casa, de los hijos y a cuidar de su mujer.

Entonces..sí, me parecería absolutamente perfecto.

Loló dijo...

Pero Lulú, a tí quién de va a acosar; mas bien será lo contrario, porque me tienes una pinta de pervertida sexual como para echar a correr nada más verte.

¿Has mirado ya qué desodorante de va mejor? Es que los espantas, tía.

Navia de Suarna, Agrupación Socialista dijo...

Estoy alucinando en colores y no bebo ni fumo nada raro.
Salud, Republica y Socialismo.

Vanessa Naya dijo...

Quizá no estaría de más una clase como las de antaño en la que nos enseñasen a llevar una casa, a cocinar, etc. pero no entiendo porqué esa clase debería estar compuesta sólo por mujeres, se supone que los hombres también viven en una casa y comen, me imagino que alguno de los comentarios precedentes pertenecerán a la típica mujer esclava, que opina que tiene la obligación de ocuparse de todo el mundo sin ayuda de nadie, si es así siento lástima por tí.
Adrian, si me permites un consejo... ante tus dudas, prueba un poco de todo a ver... seguramente te estás perdiendo algo que te gusta más de lo que imaginas.
Lulú, te pasas mogollón.