Garzón

viernes, 13 de marzo de 2009

Al PP no le preocupa la corrupción política, le preocupa Garzón. Por ejemplo, en el caso Gürtel, acusan a Garzón de utilizar el secreto sumarial "como instrumento de publicidad del juez contra las garantías de las partes y del afectado". Acusan a Garzón de protagonismo o de “dar a los medios de comunicación titulares sensacionalistas perjudiciales para el PP”. Mejor nos iría si en la película de este país tuviésemos más personajes protagonistas como Garzón y menos personajes secundarios como Fabra, Galeote, Correa, Carrera, Crespo… Para los populares, cuando Garzón implicó a colaboradores de Felipe González era un juez magnífico, ahora es un divo que busca protagonismo. Garzón es un tipo con valía y con valor, con eso que no abunda. Si tiene que ir contra los de ETA, no le importan las amenazas de muerte. Si tiene que ir contra los espías, no le importan las querellas planteadas por abogados de elite bien pagados. Sin embargo, le critico a Garzón su asistencia a una cacería en un coto de uno del PP. Dirán algunos que es su vida privada. Sí, pero es que soy de Greenpeace.

4 comentarios:

Mayca dijo...

De garza nada, Garzón es un pavo real, un ministro frustrado y rencoroso que se inventa historias de espías.

Cuca Fandiño dijo...

Garzón no es un juez, es un vanidoso engreído que se cree el poseedor de la verdad y que es incapaz de instruir bien un solo caso porque le ciega la venganza política. Es una vergüenza que un señor así pueda estar en la Audiencia Nacional, solamente se entiende en la España de pandereta de Zapatero.

xan de couzadoiro dijo...

la españa de zapatero ls elegimos democraticamente los españoles. salu y republica

Racional dijo...

Si los socialistas quieren tanto a Garzón, por qué no se le dio aquel ministerio de justicia que en su día reclamó; pues porque en el PSOE optaron por el más corrupto nepotismo caciquil que reina en sus filas. Los peores enemigos de Garzón son los propios "socialistas", si es que alguno puede llamarse así.