Falta fe

domingo, 11 de enero de 2009

Falta fe, no sé si también esperanza y caridad. A pesar de la abnegación proselitista de los obispos gallegos y del embajador gallego en el Vaticano, los jóvenes gallegos tienen poca fe. Según informe del Observatorio Galego da Xuventude, dependiente de la Xunta de Galicia, en una pandilla de veinte jóvenes, de entre 15 y 30 años, unos once son ateos, agnósticos o indiferentes en materia religiosa. De los otros nueve, que se declaran católicos, sólo uno o dos cumplen el precepto de asistir a misa los domingos y fiestas de guardar, es decir, son practicantes al menos una vez por semana. Según dicho informe, los jóvenes gallegos tienen menos fe cuanto más jóvenes y más urbanos. Conclusión científica: la juventud y la urbanización llevan a los jóvenes a la perdición y a la condena eterna. Supongo que influirán, además, las homilías contra los anticonceptivos, el aborto, el matrimonio entre homosexuales, el sacerdocio femenino, la eutanasia, la educación para la ciudadanía o las propuestas de cualquier ministerio socialista. Sin embargo, los hosteleros pueden estar tranquilos, ya que los jóvenes gallegos seguirán acudiendo a bautizos, bodas y banquetes, como protagonistas o consumidores.

4 comentarios:

Malpicán dijo...

Rojillo, penso eu que non fan falta informes da Xunta para demostrar que os galegos somos máis ben homes de café que homes de fe. Eu xa non son mozo, son creente praticante e góstame o Martini despois da misa de doce. Cando tomo o Martini antes da misa a homilía tanto me da coma tanto me ten. Brindo por vostede e rezo pola salvación da súa alma.

rojillo dijo...

Grazas, benquerido malpicán, por rezar pola miña alma descarriada en carrilana pola Costa da Morte. Menos mal que só eres crente praticante de misa de domingo. Se foras do Opus e, xa que logo, de misa diaria, o Martini Rosso ía acabar contigo. Espero que a igrexa estea preto da túa casa e que, de non ser así, se bebes, non conduzas. Saúde e saúdos.

EL FLAUTISTA DE HAMELÍN dijo...

De la impronta educacional recibida, uno conserva que las virtudes teologales, tienen cierta similitud con los políticos. Usted puede servir como ejemplo para su explicación. Así la primera, la fe. Es muy similar a la que pregona los curas y, políticos; declaraciones y promesas, de aquello que se espera y, como el futuro no se ve......es algo innato, no adquirido, sé tieno o no. Cuando la cosa se pone fea imploramos aquello de: ¡dogma de fe!, ustedes ¡sumisión al partido!.
Esperanza religiosa o política. Recurramos a las ciencias exactas para su explicación, podemos definirla como el valor matemático de que un suceso ocurra. Con esta definición, nos adentramos en el mundo de la estadística y, ya sabe como son las variables matemáticas......como el comportamiento de los políticos tornadizos.
Por último caridad. Bueno D. Pedro, la caridad como sentimiento filantrópico del amor desinteresado hacia los demás, es una utopía. No sé la Santa Madre Iglesia, pero sí puedo decir que ustedes no hacen nada de forma desinteresada, todo lo contrario en su beneficio y el de su partido.
Aplíquese estas virtudes teologales o como quiera llamarlas, pues de ellas dependerá que su partido le proponga para las próximas elecciones y, después veremos qué hace usted por la juventud.

Anónimo dijo...

Por favor señores del PSOE no desentierren a las vieja "glorias", ¿cómo puede estar en las listas Pedro Armas? ¿será por su buen hacer y su mano izquierda? NOOOOOOOOOO señores todo lo contrario.
Como votante durante toda mi vida del PSOE votaría a Mar Barcón que me parece una mujer supertrabajadora pero, lo siento, con Pedro Armas en las listas me niego. VOTARÉ EN BLANCO.
DEL FORO DEL PERIÓDICO LA OPINIÓN