Eutanasia Consulting

domingo, 7 de septiembre de 2008

¿Eutanasia Consulting? Aunque el término correcto es “consultoría”, en el internacionalizado ámbito de la gestión resulta más fácil publicitar un “consulting”. No obstante, la gestión del dolor ante la muerte es difícil de encajar en la economía de mercado y difícil de vender. La muerte digna no es sólo cuestión de gestión; es, sobre todo, cuestión de ideología.
El Partido Socialista en su último congreso federal se ha propuesto dar un paso más en las estrategias de cuidados paliativos de los enfermos terminales. Para ello está la aplicación de la Ley de autonomía del paciente, quien decide mediante el testamento vital si desea o no seguir sometido a ciertos tratamientos que prolongan su mala vida. La asistencia a domicilio de los enfermos es gestión. La formación de los profesionales que han de cuidarlos es gestión. El otorgar al enfermo el derecho de propiedad de su cuerpo es ideología. Es más, como indica Bernat Soria, ministro de Sanidad y Consumo, “eso es ideología socialista”, ya que se respeta la opción del ciudadano a no verse sometido a un esfuerzo terapéutico en contra de su voluntad. La reflexión sobre el suicidio asistido está abierta, a partir de la ideología. Los cambios imprescindibles en el Código Penal corresponden ya a la gestión. La búsqueda de consensos posibles, con otros grupos políticos y agentes sociales, o imposibles, con los conservadores y los obispos, corresponden ya a la escenografía democrática.
A los miembros de un Gobierno no sólo cabe exigirles buena gestión. Ellos no son gestores, son políticos. Cabe exigirles que apliquen la ideología del partido político al que han votado los ciudadanos para que les gobiernen. Como decía Indira Gandhi, “hay que vigilar a los ministros que no pueden hacer nada sin dinero y a aquellos que quieren hacerlo todo sólo con dinero”. Bien, Bernat.

0 comentarios: